Estados Unidos impondrá cuotas compensatorias de 17.65% a las importaciones de tomates originarios de México a partir del 7 de mayo, lo que implicará mayores costos para los exportadores mexicanos y la posibilidad de que los precios de esa hortaliza caigan en el mercado mexicano.

Las cuotas compensatorias podrían ser devueltas a los exportadores mexicanos posteriormente, siempre y cuando lleguen a un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos o, bien, se inicie una investigación en ese país en la que se concluya que no existen prácticas desleales de comercio.

Actualmente, las negociaciones se llevan a cabo entre el Departamento de Comercio de Estados Unidos y los exportadores mexicanos, con la participación indirecta de la Secretaría de Economía.

Los tomates mexicanos exportados a Estados Unidos se venden con distintos precios de referencia pactados en un “acuerdo de suspensión”, el cual se ha renovado varias veces desde hace 22 años para evitar el pago de cuotas compensatorias que en aquel entonces se iban a imponer y que promediaban 17.65 por ciento.

Dado que para poner en vigor el nuevo acuerdo se requiere que éste sea comentado durante 30 días, ya es un hecho que el próximo 7 de mayo se aplicarán las cuotas compensatorias.

En ese contexto, Graciela Márquez, secretaria de Economía, dijo que para tratar este asunto solicitó una reunión con Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos, en Mérida, Yucatán, donde se llevará a cabo este jueves y viernes el evento CEO Dialogue, en el que participan empresarios y funcionarios de Estados Unidos y México. Como parte de las negociaciones sobre este caso, que han sido intermitentes desde principios del 2018, productores mexicanos de tomate ofrecieron una propuesta que aumentaría el precio de referencia de sus exportaciones de tomate a Estados Unidos.

En la medida que el precio de las exportaciones mexicanas sube, los productores estadounidenses tienen mayores facilidades de colocar sus tomates en el mercado local.

El nuevo precio propuesto se igualaría al que se aplica para la temporada de invierno, con lo que pasaría de 24.6 a 31 centavos de dólar por libra para campo abierto o ambiente adaptado (sin incluir productos de especialidad), dijo el director general de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa, Mario Robles.

Acuerdo vigente

En febrero del 2013, los dos países llegaron a un acuerdo sobre el comercio transfronterizo de tomates, evitando una posible guerra comercial entre los dos países. El 4 de marzo del 2013, el Departamento de Comercio y el gobierno de México firmaron oficialmente el acuerdo que suspendía la investigación antidumping sobre tomates frescos de México.

Ese convenio establece cuatro categorías de producto y métodos de producción, con los siguientes precios de referencia por libra: campo abierto o ambiente adaptado, 31 centavos de dólar; ambiente controlado, 41 centavos; especialidades a granel (cherry, grape, etc.), 45 centavos, y especialidades empacadas, 59 centavos.

Estos precios son para el periodo de invierno, del 23 de octubre al 30 de junio. Para el verano, del 1 de julio al 22 de octubre, son 20.7% inferiores (entre 24.6 y 46.8 centavos de dólar).

Los precios de las otras categorías también se están negociando.

[email protected]