Tiendas de autoservicio y departamentales que continúan ofreciendo servicios están limitando el acceso de clientes a sus sucursales como medida para evitar la propagación del Covid-19.

Organización Soriana dio a conocer una serie de medidas sanitarias, entre ellas, restringió el acceso a de niños y mujeres embarazadas a sus unidades por protección y evitar un posible contagio.

“Para Soriana la salud y seguridad de nuestros clientes es lo más importante. Por ello y ante la situación actual del Covid-19, hemos tomado medidas precautorias para evitar la propagación de cualquier virus y satisfacer su experiencia de compra”, mencionó la compañía.

En un comunicado, la cadena de tiendas de autoservicio precisó que si bien sus horarios continúan operando en el mismo horario –de lunes a domingo de 07:00 a 23:00 horas—. Invitan a los clientes más jóvenes a liberar dos horas de servicio por la mañana para las compras de los adultos mayores.

En un recorrido realizado por El Economista se pudo constatar que Walmart, Sam's Club, Chedraui y Soriana se pueden leer anuncios con la leyenda: “por instrucciones de las autoridades se limita el acceso a tienda a 1 adulto por familia”.

Las distintas tiendas de autoservicio reforzaron sus medidas sanitarias al ingresar. Entre ellas los clientes deben tomar gel antibacterial; el piso del área de cajas cuenta con señalamientos que especifican que los clientes deben tomar un metro de distancia entre sí.

Las compañías continúan operando en el mismo horario. Particularmente Soriana hizo un llamado a sus clientes más jóvenes a liberar dos horas de servicio por la mañana para destinarlo a los adultos mayores.

“Soriana invita a los más jóvenes a dejar libre el horario de 09:00 a 11:00 am para permitir que las personas de la tercera edad realicen sus compras”, mencionó.

No obstante, el servicio a domicilio de las cadenas de tiendas de autoservicio continúa en operación ya sea desde su página principal, aplicaciones digitales o a través de un call center.

El pasado 31 de marzo, el gobierno de la Ciudad de México anunció el cierre de centros comerciales que no tengan relación con la venta de alimentos y bebidas, con la finalidad de evitar el contagio masivo del Covid-19. Sólo se permitiría que las farmacias y los supermercados seguirán abiertos, pero con medidas sanitarias y de sana distancia entre sus clientes y personal.

Departamentales con bancos y sus medidas

Por otro lado, Coppel explicó que limitaron el número de acceso de clientes y colaboradores en sus sucursales y, en caso de ingresar, se recomienda el cuidado y la distancia entre ellos.

La departamental refirió a El Economista que implementaron el cierre de sucursales una hora antes de su horario normal, esto es, pasó de bajar sus cortinas a las 19:30 horas a las 18:30 horas.

“Se está cerrando a las 18:30 horas de lunes a viernes y los domingos se está cerrando a las 17:00 en vez de las 18:00 horas”, puntualizó.

Coppel mencionó que su servicio también se encuentra habilitado en su página, aplicación digital o teléfonos. 

En cuanto a las sucursales de Elektra, continúan operando de 9:00 a 21:00 horas con las medidas sanitarias de gel antibacterial y sana distancia entre colaboradores y clientes. Hasta el momento, la compañía no ha anunciado la reducción de clientes en sus tiendas. 

[email protected]