En el mercado mexicano existe una oferta significativa de televisores analógicos, tan solo en 2011 se vendieron 2 millones 900,000 aparatos de televisión, de las cuales aproximadamente el 52% tenían tecnología análoga, de acuerdo con la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel).

Mientras que para este año se estima que el consumo de televisores con tecnología analógica pudiera alcanzar la cifra de un millón 70,000 adquiridos, la cual sigue representando una cantidad considerable, si se toma en cuenta que es una tecnología que va a ser desplazada.

Al respecto, la Cofetel y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en un comunicado conjunto, sugirieron a los consumidores quienes en esta época navideña prevén invertir su aguinaldo en un televisor, consultar el estudio de calidad que se publicó en la edición de diciembre de 2011 de la Revista del Consumidor con el fin de conocer los resultados que se obtuvieron al analizar 34 modelos de televisión HD y 3D.

Por su parte, la Cofetel detalló que el proceso de la transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT) implica la conclusión definitiva de las transmisiones de señales analógicas en este servicio.

Proceso que se hará de manera escalonada por ciudades, empezando el 16 de abril de 2013 en Tijuana, Baja California, y después en Mexicali, Baja California; Cd. Juárez, Chihuahua; Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros, Tamaulipas; y Monterrey, Nuevo León, en donde el llamado apagón analógico está programado para el 26 de noviembre de ese año, de acuerdo con el calendario establecido en la Política de TDT, publicada por la Cofetel en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 4 de mayo de este año.

En la Ciudad de México, Guadalajara y el centro del país se fijó el 26 de noviembre de 2014 para finalizar la transición a la televisión digital, por lo que al siguiente año se hará en el resto de las ciudades del país, para que el 31 de diciembre de 2015 se concluya la transmisión de las señales analógicas en el territorio nacional.

La conclusión de las transmisiones analógicas estará sujeta a que 90% de la población que depende exclusivamente de las señales abiertas para recibir el servicio de televisión, cuente con aparatos receptores, televisor o decodificador, con tecnología digital.

En este sentido, será indispensable, dijo la Cofetel, contar con receptores digitales para poder recibir el servicio de televisión abierta.

[email protected]