Por la venta de sus filiales tanto en México como en Centroamérica (CA), y así reducir rápidamente su deuda, la firma podría obtener entre 1,860 millones y 2,660 millones de euros (unos 3,150 millones de dólares).

Según el diario español elEconomista, Telefónica analiza la venta de sus filiales en México y Centroamérica.

Sin embargo, Telefónica México declinó hacer declaraciones al respecto y al ser consultada por El Economista aseguró que la compañía “no comenta sobre rumores”.

El diario español reportó que la medida se planea con el propósito de reducir la deuda de Telefónica de manera acelerada y con la consigna de no “malvender”.

Según informó el diario, la compañía lleva ya trabajando muchos meses en la colocación de estos activos que ya no son considerados como estratégicos para el grupo, ya hay conversaciones “bastante avanzadas”, por lo que si se pacta un precio que deje conforme a ambas partes podrían darse noticias en pocas semanas.

“Según estimaciones de los analistas, la valoración de Telefónica México oscilaría entre los 1,100 millones y 1,900 millones de euros, mientras que 60% que Telefónica atesora en su filial centroamericana se aproximaría a los 760 millones”, dio cuenta el diario español. Al cierre del 2017, las dos filiales sumaban un negocio conjunto de 2,226 millones de euros, lo que representa 4.2% del total de los ingresos del grupo, mientras que los OIBDA (Beneficios operativos antes de depreciaciones y amortizaciones) alcanzó los 565 millones de euros, 3.4% de la rentabilidad de todas las actividades comerciales continuas de la compañía.

Recientemente, se dio a conocer que Telefónica dio fin a la demanda que había interpuesto en contra del gobierno mexicano por más de 14,000 millones de pesos derivado de la baja en tarifas de interconexión no por un arreglo con el gobierno, sino a partir de los acuerdos que se lograron entre las propias empresas.

Carlos Morales, CEO de Telefónica México, dijo: “Firmamos un acuerdo con el gobierno en el que se establece que no hay daños para ninguna de las partes”.

Explicó que, en últimos años, Movistar llegó a acuerdos con los operadores, “acuerdos que resarcen el pasado, y lograr esos acuerdos dio pie a no seguir con ese arbitraje”.

En tanto, el año pasado trascendió que, entre enero y marzo, Telefónica recortó en México alrededor de 600 puestos de trabajo, el equivalente al 23% de su plantilla laboral en el país.

[email protected]