La operación mexicana de Telefónica Movistar facturó 1,244 millones de euros en todo 2019, un incremento de 5.9% respecto al ejercicio de 2018 y la primera variación positiva anual para la compañía aquí desde 2015. Su tráfico de datos móviles, por su parte, aumentó 91.2% en el año, cifra que se convirtió en un alza de 6.6% en el ARPU de los usuarios por contrato de Movistar, pues este criterio pasó de 9.5 a 10.7 euros de diciembre a diciembre; equivalente a 220 pesos mexicanos por cliente de pospago.

La facturación de Movistar en 2019 quedó lejos de los 1,783 millones de euros conseguidos en el ejercicio de 2015, su último año con variaciones positivas por los crecimientos de 8.6% bruto y 7.6% real en México para aquel año. Pero desde entonces Movistar ha venido ingresando más dinero por los servicios de valor agregado que por la venta de teléfonos o por los servicios de voz.

En 2015, el 20.3% de los ingresos de la firma en México derivaron de los servicios de datos móviles. Para 2019 ese componente aportó el 43.56% de la facturación de Movistar en este mercado, en tanto que la venta de teléfonos reportó el 26.20% de los ingresos totales. 

El churn del negocio de contrato, un criterio que mide el grado de fidelidad de los usuarios con su marca de telecomunicaciones, mejoró para Movistar en 2019. Éste pasó de 4.0% a 3.2% de un diciembre a otro, sinónimo de que en el año que recién terminó los consumidores estuvieron más satisfechos con los servicios de Movistar respecto al dato de 2018.

La compañía, en su reporte anual de 2019 enviado a la Bolsa de Madrid este jueves, informó que en ese año su penetración de cobertura LTE en México se ubicó en 33.1%, desde un 26.0% anterior y que por sus redes viajaron, en cifras redondas, un total de 500,000 terabytes de datos móviles, frente a los 358,000 de un año atrás. Estos dos criterios mejoraron por una eficiencia en el despliegue de redes ejecutada por la operadora a lo largo del año. 

En análisis bruto, Telefónica ingresó 1,244 millones de euros totales en México durante 2019: 918 millones de euros por servicios, 542 millones de euros sólo por datos móviles y 326 millones por terminales. Y en el año también redujo 56.7% su inversión, derivado de que en 2019 no hubo concursos de espectro en el que pudiera participara Movistar, entre otros factores.

La empresa invirtió 128 millones de euros a su operación mexicana en el año, de los que 18 millones de euros (unos 365.5 millones de pesos) fueron para pagar renovaciones por concesiones en bandas milimétricas de 7.5 y 23 GHz, cantidades que en el futuro próximo podrían funcionar de referentes para toda la industria interesada en licitaciones de espectro para redes de 5G en México. 

Lo que pudiera considerarse como un dato de curiosidad y descontando las asimetrías y los negocios en los que participa y no Telefónica en Colombia y México (ambos integraban la división Hispam Norte de Telefónica en 2019), el negocio mexicano de Movistar acortó su distancia del colombiano en la medición por ingresos: en el ejercicio de 2018, Colombia consiguió 19.96% más dinero para la matriz que México, pero en 2019 el dato se acortó a 11.78 por ciento

Movistar agregó 94,500 usuarios netos de contrato en todo 2019, una cifra que contrasta con la pérdida de 702,000 consumidores de pospago registrado por AT&T en el ejercicio, pero todavía alejado de las 838,000 adiciones de Telcel en el segmento para el mismo periodo. 

El reto para Telefónica es aumentar el grado de penetración de ese segmento respecto a su base general de clientes. En AT&T el rubro representa el 26.63% de todos sus consumidores; 18.65% para el caso de Telcel y 9.23% para Movistar, considerando aquí todos los clientes de la compañía, entre móviles de prepago, pospago, empresariales y accesos fijos, sumando un total de 26 millones 624,500 consumidores de Movistar en México al cierre de 2019. 

Próximo a finalizar el ejercicio de 2019, la compañía convino con AT&T un contrato de uso compartido de redes en última milla. Este trato comercial implica un impacto de 239 millones de euros que la operadora detallará en próximos informes financieros. 

erp