La operadora con sede en Madrid decidió adelgazar su infraestructura en Latinoamérica y cerrará en las próximas semanas cuatro de los siete centros con las que cuenta en la zona: Chile, Perú, México y Venezuela se quedarán sin espacios físicos, aunque habrá personal para la búsqueda de oportunidades de inversión en compañías. La decisión acarreará despidos, que no superarían la decena, según comunicó el medio español La Información.

Mediante un comunicado enviado el pasado viernes a los trabajadores afectados, el jefe del área de Emprendimiento de la operadora, Miguel Arias dijo que lo que se busca es una mayor eficiencia y tener un mayor impacto en las inversiones.

De esta forma, Chile y Perú cerrarán sus espacios físicos -que en muchos casos superan los 1,000 metros cuadrados- para centralizar todas las operaciones en Argentina. Por su parte, México y Venezuela harán lo propio para trasladar todos los esfuerzos en Colombia.

En cada uno de estos países cuenta con plantillas que van desde tres hasta seis empleados. El resto seguirán trabajando para buscar proyectos en los que invertir ('scouting') y en analizar posibilidades de que estas startups puedan trabajar con la operadora. No está aún decidido, pero los despidos no superarían la decena, informó el medio español.

Esta decisión llega justo un año después de que se pusiera en marcha un giro estratégico de la aceleradora. Éste implicó un cambio en el objetivo: se concentrará en compañías más maduras, en las que inyecta un máximo de 165,500 dólares (el triple de lo fijado anteriormente) junto con fondos y otros 'business angels'. Esta transformación también implica una necesidad menor de espacio para 'alojar' a compañías, pues se trata de proyectos con más recorrido e infraestructura, según apunta Arias.

Tras estos cierres, Wayra mantendrá los dos 'hubs' al norte y sur de Latinoamérica, junto con Brasil, en la región. A estos hay que sumar los que tiene en Madrid y Barcelona, en Munich, Alemania y en Londres, Reino Unido. Según las cuentas de Telefónica Digital España, hasta ahora la matriz bajo la que residía en la estructura de la operadora, registró unas pérdidas de 3.6 millones de dólares en 2018.

La estrategia de inversión que se impuso el año pasado se mantendrá. En el último año y medio ha invertido en un total de 50 compañías y en los últimos doce meses en un total de 35. Tal y como aseguraron sus responsables en 2018, el objetivo es desembolsar hasta 5.5 millones de dólares al año.

erp