Telefónica decidió no sacar a Bolsa su negocio en América Latina, con lo que esperaba obtener entre 4,000 millones de euros y 6,000 millones de euros este año.

Así lo informó el diario español El Confidencial, que cita fuentes al interior del directorio de la mayor operadora hispana.

De acuerdo con la publicación, el motivo principal es que Telefónica no necesita malvender la joya de la corona del grupo a las valoraciones actuales.

Según Bloomberg, que citó una fuente interna que pidió anonimato, el grupo sólo retomará el proyecto de vender entre 10 y 15% de sus acciones regionales si es que el apetito de los inversionistas mejora los precios del mercado o si la presión por parte de las compañías calificadoras aumenta.

La operación de América Latina se había visto reforzada en octubre por el rotundo éxito del estreno en los mercados de la filial de Alemania. El grupo ingresó unos 1,449 millones de euros al vender 23.17% del capital en una Oferta Pública de Venta (OPV).

Por ello, César Alierta, presidente ejecutivo de la operadora, ordenó iniciar los trámites legales para constituir la estructura jurídica de Telefónica Latinoamérica Holding, separar los activos de la matriz y preparar su colocación.

Con ello, la empresa buscaba demostrar que los analistas infravaloraban al grupo con sus recomendaciones de venta. Alierta consideraba que las casas de Bolsa ignoraban el esfuerzo de la firma para reducir la deuda en cerca de 8,000 millones de euros, desde que el verano pasado la compañía decidió someterse a un adelgazamiento: suspendió el dividendo, vendió una parte de China Unicom, se desprendió de Atento e hizo la OPV de Alemania.

Con la salida a Bolsa en América Latina, Telefónica quería dar más visibilidad al valor real del grupo y convencer a los inversores de que la compañía vale más de los 10 euros por acción en los que se ha estancado desde principios de agosto. El último año, su evolución, castigada por el mal comportamiento de los ingresos en España, no ha sido del agrado del Presidente, con una caída de 17 por ciento.

Los cálculos de cuánto vale Telefónica Latinoamérica Holdings no han gustado ni a Alierta ni al presidente del negocio en la región, Santiago Fernández Valbuena.

Tras analizar la operación con numerosos bancos de inversión, han concluido que Brasil, el país que más aporta al nuevo holding, cotiza a ratios inferiores a los de la matriz. Por lo tanto, consideran que no tiene sentido vender la joya de la corona por debajo de lo que se paga por el grupo.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica