Telefónica, gigante español de la telefonía, planea crear una unidad europea y otra latinoamericana para protegerse de la agravación de los problemas de la economía española , que complica y aumenta el coste de financiación, afirmó su director financiero a The Wall Street Journal.

Hay posibilidades, sin cambiar de sede, de desplazar el grupo de forma estructural para minimizar la cuestión de la sede , explicó al diario Ángel Vilá, director financiero de Telefónica, una de las empresas más endeudadas de España.

El ejecutivo explicó que, si bien la operadora de telecomunicaciones descarta dejar España, sí plantea que hay formas de cambiar la estructura del grupo sin mover su sede social .

Si en un momento dado, desea tener dos antenas propiedad de la compañía española, es una posibilidad que se puede contemplar , subrayó.

CERCANÍA CON EL FUEGO

En septiembre, Telefónica pagó intereses cinco veces más elevados que su competidor francés France Telecom para colocar sus obligaciones en el mercado.

La agencia de evaluación financiera Standard & Poor's había anunciado el pasado 12 de octubre que contemplaba reducir en un peldaño la nota actual de BBB del gigante español Telefónica, debido a su exposición al riesgo soberano de España, uno de los países más expuestos a la crisis de la deuda de la eurozona.

En los seis primeros meses del 2012, España representó para Telefónica un volumen de negocios de 7,700 millones de euros, sobre un total de 30,900 millones de euros.

El grupo inició una estrategia de reducción de su deuda que alcanzaba a finales de junio 58,300 millones de euros, entre los cuales 77% en euros.

EL PLAN DE REESTRUCTURA

Telefónica ha explicado que la intención es utilizar distintas unidades internacionales como plataforma para ayudar a la financiación. Cita el caso de Telefónica Alemania, que está dando los pasos finales en el proceso de salida a Bolsa, y América Latina, donde la compañía también contempla colocar en el mercado financiero algunos de los negocios.

La operadora asegura también que no se sobreendeudará a estas filiales. De hecho, en el folleto de la colocación en Bolsa de Telefónica Alemania se deja claro que el objetivo es situar el ratio de deuda neta frente a EBITDA en una vez.

La compañía ha rechazado que vaya a haber cambios en las sedes sociales.

The Wall Street Journal asegura que la compañía no descarta una estructura en la que hubiera dos subdomicilios , propiedad de la empresa española.

Agrega que los problemas en la Zona Euro y en España hacen que Telefónica tenga unos costes de financiación muy caros. Como resultado, la compañía está llevando a cabo una serie de medidas para reducir su deuda y reducir el efecto contagio desde España a otras áreas de negocio del grupo.

Si en algún momento se quiere tener dos subdomicilios propiedad de la empresa española, es una posibilidad que se pueda imaginar , dijo Vilá, según The Wall Street Journal. Hay maneras de cambiar la estructura sin mover el domicilio, de tal manera que se puede minimizar el problema de donde se tiene la sede , ha apuntado.

Lo cierto es que el peso de América Latina es cada vez mayor dentro del grupo.

El negocio de Telefónica en la región registró en el primer semestre del año unos ingresos de 14,963 millones de euros, 7% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior (y compensando la caída de 6.1% de los ingresos en Europa por la debilidad de España). América Latina, de hecho, aportó más de 48% de los ingresos del grupo.

jos / Con información de Cinco Días y AFP