El proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2013 (PPEF) supone una partida de 8,506.1 millones de pesos al sector de las telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (TI), de los cuales 659 millones serán para la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), 2,322.1 millones para el sistema E-México y 5,525 millones para dar continuidad al sistema satelital.

Sin embargo, el proyecto no asignó una partida para adquirir los decodificadores y antenas que se requerirán para el apagón analógico de la televisión previsto para abril del 2013.

No obstante, el documento que se presentó en la Cámara de Diputados la semana pasada especificó: Se dará continuidad a las actividades inherentes al decreto presidencial para la TDT que tiene previsto el apagón analógico en ciudades del norte del país en el 2013 y la posibilidad de liberar el dividendo digital en la banda de 700 Mhz, vital para la masificación de servicios de banda ancha en el país .

BAJA PRESUPUESTO A LA COFETEL

En cuanto a la partida de la Cofetel de 659 millones de pesos para la regulación, promoción y supervisión del desarrollo eficiente y la cobertura social de las telecomunicaciones y la radiodifusión, ésta representa una reducción de 8% respecto de lo aprobado para el 2012, que fue de 715 millones de pesos.

Mony de Swaan, presidente de la Cofetel, ha dicho que el regulador tiene un déficit de presupuesto de 500 millones de pesos anuales, lo cual impacta de manera negativa a las obligaciones de verificación y supervisión de los operadores.

El año pasado, el Congreso de la Unión autorizó a la Cofetel en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2012 una partida de 715 millones 81,324 pesos, cuando la propuesta de la Cofetel era de 1,050 millones de pesos.

De acuerdo con el PPEF, la falta de competencia en telecomunicaciones ha generado mercados ineficientes que imponen costos significativos a la economía e inciden de manera negativa en la calidad de vida de su población.

El gobierno federal también contempló 145.7 millones de pesos para dar continuidad al despliegue de fibra oscura, como parte del proyecto denominado Fibra al Nodo, que permitirá ampliar la penetración del servicio de banda ancha fija.

[email protected]