América Móvil comenzará a explotar redes de quinta generación a partir del año 2020 en sus mercados latinoamericanos, a través de marcas como Claro, Telcel o Telmex y es posible que lo haga en Europa al ocaso de 2019 con Telekom Austria, la primera subsidiaria que ofrecería un producto comercial 5G de esta marca.

“Haríamos algunas pruebas en algunos países este año, pero América Móvil va a comenzar con 5G en 2020. No será en 2019 (…) Creo que el país que está avanzando más en 5G es Austria y creo que podremos estar en algunas ciudades de Austria a finales de 2019. Entonces, eso es más o menos donde estamos en 5G”, platicó el director general de América Móvil, Daniel Hajj.

La compañía planea continuar hoy con la virtualización de sus redes de comunicación, que en México comenzó desde 2017 con Telcel para aprovechar de mejor manera el espectro e infraestructura de esa telefónica, y avanzar después con la compra de bloques adicionales de espectro en bandas radioeléctricas susceptibles de ser utilizadas en servicios 5G

Definir el despliegue de redes 5G para 2020 dará tiempo a AMX para planear en qué mercados compra espectro y qué tipo de servicios entre fijos y móviles o inalámbricos o por cable es conveniente llevar un producto 5G comercial, por ejemplo a qué nicho del segmento móvil en el que al cierre de marzo de 2019 atendía a 277.4 millones usuarios.

“Vamos en fibra… Estamos haciendo la virtualización de las redes y estamos comprando espectro en algunos países. Así que es lo que estaremos haciendo a lo largo de este año”, dijo Daniel Hajj a analistas.

Hajj citó a los mercados de Argentina, Chile, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú como interés de AMX para comprar espectro y evolucionar a la marca Claro allí. Aunque no mencionó a Colombia y México, dos mercados donde están por arrancar dos licitaciones en las bandas de 700 MHz y de 1.7/2.1 GHz y de 2.5 GHz, no negó que Claro y Telcel puedan participar en esos procesos

Esperar para lanzar una red 5G, también puede dar oportunidad a América Móvil de iniciar la recuperación de las inversiones hechas en la compra de activos de Telefónica en Centroamérica y de Nextel en Brasil, por un valor aproximado conjunto de 1,500 millones de dólares.

Y en momentos en que las economías latinoamericanas no pasan por su mejor momento; como ejemplo, la economía mexicana tuvo entre enero y marzo su crecimiento más modesto desde el año 2009 y por tanto, AMX y sus competidores tendrán que evaluar dónde despliegan redes 5G, pues poblaciones de no más de 15,000 habitantes como las uruguayas La Barra o Nueva Palmira donde la estatal Antel ya desplegó una red 5G comercial, tendrían que hacer sentido a los planes de negocio de esta industria.

Gerardo Mantilla, especialista de Artifex Consulting, considera que 2019 dará tiempo al sector de telecomunicaciones en lo que toca las economías de escala para crear redes 5G y comprar más espectro “apto” para esa tecnología de comunicación.

Además, esperar a 2020 no significa que AT&T ganará ventaja en 5G en territorio mexicano por las experimentaciones que ya hace con ese tipo de transmisiones.

Lo mejor para México es esperar a 2020 con el lanzamiento de 5G. Le va a permitir a AMX obtener mejores precios por las economías de escala tanto de los equipos de red, como los equipos del usuario (…) Respecto a AT&T, aunque se han adelantado con las pruebas pilotos de 5G, igual deberán esperar a la asignación de nuevo espectro, porque aunque tienen la banda de 2.5 GHz y en algunas partes del mundo la están evaluando para lanzar 5G, las economías de escalas son menores que la bandas de 600 MHz y 3.5 GHz”.

Mantilla, de Artifex Consulting, plantea la posibilidad de que el regulador mexicano de telecomunicaciones asigne también en las subastas de 2020 algunos paquetes de la banda de los 28 GHz para 5G, pues es un espectro sobre el que en Asia comienzan a construir equipos las empresas de tecnología como Huawei, ZTE, Samsung, LG y otros.