El grupo japonés Takata se declaró culpable de fraude y deberá pagar una multa penal de 1,000 millones de dólares en Estados Unidos por el caso de sus airbags defectuosos, anunció este viernes el departamento de Justicia (DoJ).

NOTICIA: Ford retira 816,000 vehículos por bolsas de Takata

Con el objetivo de cerrar las causas penales, el fabricante nipón admitió haber realizado informes "manipulados y fraudulentos" para disimular los defectos, de los cuales se sospecha que provocaron la muerte de 15 personas, 11 de ellas en Estados Unidos, indicó el DoJ en un comunicado.

NOTICIA: Toyota sigue siendo víctima de los airbags de Takata

Además, tres exejecutivos de Takata fueron inculpados como resultado de la investigación, según documentos judiciales publicados el viernes.

Se trata de las primeras inculpaciones en el escándalo de los airbags.

NOTICIA: A revisión a casi 2.5 millones de autos de seis automotrices por culpa de Takata

Shinichi Tanaka, Hideo Nakajima y Tsuneo Chikaraishi están acusados de "conspiración" por intentar disimular el grave defecto de estos airbags que han sido utilizados a gran escala por numerosos fabricantes estadounidenses y extranjeros, según el acta de acusación fechada en diciembre y divulgada este viernes.

NOTICIA: GM llamará a revisión otros 4.3 millones de vehículos por culpa de Takata

En total, cerca de 100 millones de airbags potencialmente defectuosos han sido llamados a revisión en todo el mundo, unos 70 millones de los cuales en Estados Unidos.

erp