El mayor impacto para México del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés) será la apertura rápida con seis economías con las que no tiene ahora tratados comerciales, y podrían ser ocho si se suman Corea del Sur y Taiwán, afirmó Ildefonso Guajardo, secretario de Economía.

El simple hecho que de la noche a la mañana tengamos acceso a economías con las cuales no tenemos acuerdos hoy va a cambiar la dinámica , dijo refiriéndose a Singapur, Malasia, Nueva Zelanda, Australia, Brunei y Vietnam.

Funcionarios de Corea del Sur viajaron esta semana a Estados Unidos para negociar con el gobierno de ese país su posible ingreso al TPP, a la vez que el presidente de Taiwán, Ma Ying-jeou, informó que en julio quiere tener una ruta de mapa para formar parte del bloque, incluyendo la fecha de la incorporación.

Las exportaciones de los seis países del TPP con los que México no opera acuerdos comerciales, junto con las de Corea del Sur y Taiwán, sumaron 1 billón 915,836 millones de dólares en el 2012, por lo que la apertura y ese flujo de ventas equivaldría a que México firmara un tratado comercial con China, el mayor exportador del mundo (2 billones de dólares en el 2012).

Entrevistado por El Economista, Guajardo previó que las negociaciones del TPP concluirían a más tardar en abril y habló sobre sus efectos.

¿Qué es lo que más impactará del TPP a México?

Ya tenemos acuerdos con Canadá, Estados Unidos, Chile, Perú y Japón, pero hay seis países con los cuales no tenemos acuerdo. La incorporación de esos mercados va a ser el principal impacto de la economía mexicana, el aprovechar la oportunidad que nos ofrecen.

¿Al mismo tiempo habrá más competencia?

Obviamente, también hay un fenómeno en algunos sectores de competencia, pero esa competencia puede ir conducida a apoyar tu competitividad y tu productividad.

Hay otros asuntos que vienen evolucionados, como todos los parámetros de comercio electrónico, que es un tema económico muy importante, y lo que va a ser la introducción de temas que no estaban antes nunca considerados en acuerdos comerciales, como el caso de empresas del Estado.

¿Corea del Sur realiza consultas para ingresar al TPP y Taiwán prepara un estudio para ese mismo propósito?

Creo que el éxito de ese tipo de asociaciones es justamente su dinámica de integración y si se suman estos países, vienen a enriquecer la oferta de acceso a mercado global dentro de este acuerdo. Lo vemos muy favorablemente.

¿Qué piensa de la vertiente de Taiwán y su vínculo con China, en el marco del posible ingreso de la isla al TPP?

Desconozco el estatus del interés de Taiwán de incorporarse, en su momento nosotros estaríamos revisando las condiciones en las cuales eso sucedería.

¿Taiwán es diferente respecto de los otros miembros del TPP?

Sin duda Taiwán representaría retos, pero que de alguna manera ya los vamos a comenzar a enfrentar; entonces, en su momento se evaluarían las cosas.

En comercio electrónico, un capítulo que no está en el TLCAN, ¿qué jerarquiza en términos de apertura en el TPP?

Lo que pasa es que te da acceso a una nueva dinámica de comercialización de bienes y servicios. El poder negociarlo de manera apropiada y poder abrir vías de posicionamiento estratégico para tus sectores productivos es fundamental.

Dónde residen las bases de datos, cómo se pueden utilizar y cuál es la estrategia que se permite entre los países, para comercializar productos electrónicamente, son temas clave para poder hacer reservas a las potencialidades mexicanas en los sectores productivos.

En esa apertura particular, ¿estamos en una posición ofensiva o defensiva?

Más que caracterizar la posición como ofensiva o defensiva, el tema es justamente cómo lograr aterrizar esta parte de la negociación en elementos para que sea muy fácil de su aplicabilidad y muy dinámicos. Los intereses residen, por ejemplo, en si vas a permitir que alguien pueda ofrecer productos en su sistema sin que sus bases de almacenamiento de información estén en México. Alguien puede tener un centro de información en Nueva Zelanda y puede estar comercializando productos a México. Hay una serie de temas que se tienen que definir para determinar las reglas de juego en este sector.

¿Qué tanto acelerará el comercio?

Sin duda, el impacto del comercio electrónico es importante y las garantías que éste puede dar en la seguridad de las acciones.

¿Qué cambiará con la regulación a las empresas paraestatales?

Realmente, dada la cláusula inicial que hicimos de excepciones del sector energético, es muy poco, porque aún y cuando se hable de empresas propiedad del Estado, ahí todo mundo nos reservamos el derecho de empresas públicas que se dedican a trabajo social, donde tú no te puedes meter con Liconsa o Diconsa, etcétera, cuando tienen un proyecto de política pública balanceado en cuanto a sus objetivos.

Sí te puede afectar la regulación cuando hay empresas del Estado que están prácticamente insertadas en la economía de mercado. O sea, una empresa textilera en Vietnam, a la que el gobierno esté subsidiando, ya representa un reto para neutralizarla.

[email protected]