De gira por Quintana Roo para inaugurar la Terminal 4 (T4) del Aeropuerto Internacional de Cancún, el mandatario mexicano informó que la ampliación de la terminal aérea requirió de una inversión de 3,412 millones de pesos a fin de poder incrementar su capacidad de 22 millones a 31 millones de pasajeros al año.

Ese tipo de obras, consideró, reflejan el desarrollo económico de la nación.

“Cuando los aeropuertos crecen en demanda, cuando las líneas aéreas tienen mayor número de pasajeros, cuando los destinos turísticos tienen una afluencia mayor de turistas nacionales y extranjeros, es precisamente un elemento o referente, y es sinónimo de que el país está avanzando, de que la economía está creciendo y que está habiendo un mayor dinamismo económico en el país”.

En su turno, Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes, dijo que la relevante obra aeroportuaria refleja avances en materia de crecimiento turístico, empleos, divisas e inversión en infraestructura. “En síntesis, más desarrollo económico”.

Detalló que la moderna Terminal 4 se construyó en una superficie de 64,000 metros cuadrados e incluye áreas de documentación, filtros de seguridad, salas de última espera y de reclamo de equipaje; así como un edificio para el sistema de equipaje documentado de lo más moderno del mundo, y cuenta además con 18 puertas de embarque, 13 de las mismas con aeropasillos y una plataforma de aviación.

En su turno al micrófono, Chico Pardo narró que a finales del año pasado el presidente Peña Nieto inauguró la Terminal 3 del aeropuerto de Cancún, cuya inversión fue de 1,239 millones de pesos, y aquella vez anunció la construcción de la Terminal 4.

“Comprometidos, entonces, ante usted, el inicio de operaciones en el último trimestre de este año y, hoy estamos aquí, inaugurando estas modernas instalaciones. Promesa cumplida”.