Las operaciones de América Móvil (AMX) se verán impactadas marginalmente, debido a la negativa por parte de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones de Brasil (Anatel) para que la compañía venda nuevas líneas móviles en tres ciudades de ese país.

La especialista de Telecomunicaciones de Grupo Financiero Monex, Valeria Romo, comentó que Brasil es el segundo país en orden de importancia para AMX, ya que contribuyó en el primer trimestre de este año con el 25% de los suscriptores totales y con 29% de los ingresos totales.

Sao Paulo es una de las tres ciudades donde se prohibió la venta de nuevas líneas móviles, principal ciudad para la operadora con 25% de los usuarios totales de Brasil.

Así, dijo, la noticia dada a conocer por la Anatel podría contribuir a una desaceleración marginal en el crecimiento de las adiciones netas totales en el tercer trimestre de este año de 0.07 puntos porcentuales (menos 140,000 nuevos suscriptores), fundamentado en una disminución de 133,000 adiciones netas en Sao Paulo .

No obstante, consideró que esta situación podría ser compensada en primer lugar, por un aumento en las adiciones neta en otras localidades de Brasil como resultado de la restricción que posee Tim (principal competidor de AMX en el país carioca) en 18 poblados de ese país, derivado de la misma medida cautelar.

En segundo lugar, por un incremento en las adiciones netas de otros países en Latinoamérica, como es el caso de México, Colombia y Estados Unidos.

La experta explicó que la prohibición de Anatel a Claro (subsidiaria de AMX) deriva de los bajos niveles de calidad en las redes de estas ciudades.

De hecho, precisó, la empresa tendrá un plazo de 30 días a partir del 23 de julio para presentar un plan de mejorar en su servicio y en caso de no ser entregados en tiempo y forma podría ser sujeta a una multa de 200 mil reales por día de atraso (99 mil dólares).

apr