La directora de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla), Luz Helena Sarmiento, declaró en Santa Marta, ciudad al norte de Colombia, que quedan suspendidas las operaciones de carga y descarga de carbón de la compañía Drummond.

Según la Agencia esto se debe a que se detectaron fallas en dichas operaciones en el incidente del pasado 13 de enero, en el cual una barcaza que transportaba 2,997 toneladas de carbón naufragó y vertió el mineral en el mar caribe.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo que con la suspensión de cargue de carbón a la minera estadounidense, su Gobierno sienta un precedente para que ninguna empresa, nacional o extranjera, viole normas medioambientales.

La Anla había informado que Drummond no le notificó lo que había ocurrido y envió un equipo técnico a la zona para evaluar el impacto ambiental.

Eso (la suspensión de cargue de carbón) lo hicimos simple y llanamente para sentar un precedente y además para cumplir con nuestra forma de ser y para cumplir con la ley , dijo manuel Santos.

Así mismo, desde la semana pasada, el Ministerio de Minas y Energía y la Agencia Nacional de Minería (ANM) enviaron al lugar una comisión para verificar qué fue lo que sucedió.

La unidad de delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente de la Fiscalía abrió una indagación preliminar por el vertimiento de carbón en Santa Marta, para establecer si se afectó lecho marino y especies nativas de la zona.

La Fiscalía ordenó labores de inspección, así como entrevistas en la zona para establecer los hechos ocurridos a mediados de enero.

La compañía ya hizo los correctivos pertinentes y tomó las medidas para solucionar la situación. Y es que luego de rescatar la barcaza que se hundió en el mar, se presentaron los informes pertinentes al puerto el 15 de enero pasado

La Drummond exporta diariamente 70,000 toneladas de carbón vía marítima.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica