Luego de que en la última década prácticamente se duplicara su superficie de piso de ventas, el sector de las tiendas de autoservicio ha verificado un recrudecimiento de la competencia a su interior, obligando a las cadenas comerciales con menor superficie de ventas a realizar una búsqueda permanente de factores de diferenciación, ventajas competitivas y mayor eficiencia.

El propósito es claro: luchar punto por punto por un mercado que en el 2010 alcanzó un valor de 572,000 millones de pesos.

Así, cabe destacar que actualmente Walmart concentra cerca de 36% del piso de ventas de los autoservicios en México (12.5 millones de metros cuadrados); sin embargo, para finales del 2011 se estima que concentrará cerca de 40% del piso de ventas total, ya que la estrategia de precios bajos seguida por la mayoría de los autoservicios en México será complementada por la empresa con una fuerte expansión de su piso de ventas.

El plan de crecimiento de Walmart para el 2011 contempla una inversión de 18,970 millones de pesos que servirá para la apertura de 365 unidades operativas en México; en tanto que sus competidores serán más conservadores en este aspecto.

Aunado a lo anterior, Walmart, la firma que dirige Scot Rank, se ha consolidado como la más productiva entre los autoservicios, ya que al primer trimestre del 2011 sus ventas por metro cuadrado sumaron cerca de 18,000 pesos, muy por arriba de los 14,450 obtenidos por Chedraui, los 7,675 pesos ganados por Soriana y los 6,150 pesos logrados en cada metro cuadrado por Comercial Mexicana en el mismo periodo. Además, en rentabilidad Walmart se mantiene como la empresa con el margen de flujo operativo (ganancias antes de impuestos y gastos de financiamiento) más alto entre todos los autoservicios. Tan sólo en los primeros tres meses del 2011 fue de 9.7%, seguida por Comercial Mexicana con 8.4%, Soriana con 7.5% y Chedraui con 6.3 por ciento.

En este contexto, sus competidores deberán centrarse en mejorar aspectos como: precios, ubicación, calidad de mercancías, calidad de servicio, promociones, entre otros, ya que les resultaría insostenible tratar de competir con Walmart en la expansión del piso de ventas.

Todo por crecer

Para Gaspar Quijano, analista de Vector Casa de Bolsa, la única estrategia para las cadenas minoristas es crecer, hacerlo de manera sana y ordenada, dado que el grado de penetración del canal moderno es aún bajo por los altos niveles de informalidad que hay en México. De acuerdo con el analista, el mercado mexicano aún da para 20 Walmarts (cadenas comerciales) .

Para Karla Peña, analista de Actinver Casa de Bolsa, aún hay muchas oportunidades de crecimiento para el sector, debido a que existen algunas partes del país en donde la presencia del canal de comercio moderno aún es muy baja.

[email protected]