La demora en el arranque de esta temporada de lluvias mantiene vacías ocho de las 33 presas que hay en el estado y apenas una capacidad promedio de 14% en el resto de los almacenamientos acuíferos, de acuerdo con el último reporte de la Comisión Nacional de Aguas (Conagua).

La sequía que se prolonga desde prácticamente el mes de septiembre del año pasado, ha cobrado mayores facturas en los municipios de Pedro Escobedo, Tequisquiapan, San Juan del Río y El Marqués.

Durante este periodo, que cumple ya alrededor de ocho meses, las presas que han resultado más afectadas son las de Santiago Mexquititlán, San Miguel Tlaxcaltepec y el Capulín del municipio de Amealco de Bonfil.

El pasado 15 de mayo inició oficialmente la temporada de lluvias, el alcalde de Amealco, Rosendo Anaya Aguilar, declaró: Estamos batallándole porque las lluvias no nos han favorecido .

GANADO, EN RIESGO

La situación pondría en riesgo a cerca de 48,000 cabezas de ganado, de acuerdo con Antonio Cabrera Pérez, integrante de la Comisión de Desarrollo Agropecuario de la LVI Legislatura estatal.

Cabrera Pérez manifestó que uno de los principales usos que se le dan a los almacenamientos de agua son para productores ganaderos.

Hay un promedio de 48,000 cabezas de ganado que está en una situación muy crítica; sin embargo, se están tomando las medidas pertinentes, hasta el momento no hay ninguna (muerte de ganado) , informó el legislador.

DESCARTAN RIESGOS

El secretario de Desarrollo Agropecuario en el estado, Manuel Valdés Rodríguez, descartó riesgos para los productores agrícolas y ganaderos al asegurar que la expectativa para esta temporada de lluvias es el que los 33 principales cuerpos de almacenamiento lleguen a 100% de su capacidad con 200 millones de metros cúbicos, por lo que calificó la situación como normal en esta temporada del año.

Nosotros tenemos el informe del Servicio Meteorológico Nacional que prevé la llegada de las lluvias a tiempo , aseveró.

Más 100,000 hectáreas de temporal que se siembran en el estado y que dan empleo a unas 13,000 familias queretanas dependen de las lluvias de este año para garantizar una buena cosecha.

A inicios de la semana, la Secretaría de Desarrollo Agropecuario puso en marcha un programa de apoyo para la entrega de 164 remolques-tanque con agua para los productores de la zona serrana y del semidesierto.