Tras regularizar su obligación ante la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó que en el primer trimestre del año perdió 13,940 millones de pesos, profundizando en 22% la pérdida respecto de los 11,405 millones de pesos que perdió en el mismo periodo del 2018.

Por sexto año consecutivo, la estatal eléctrica cerró el primer cuarto del año en situación de pérdida, según reportó luego del retraso de la publicación de sus resultados que, tras incumplir con la prórroga de 20 días que solicitó, provocó que la BMV suspendiera temporalmente sus operaciones en mercados hasta que se publicara este reporte.

La pérdida del primer cuarto del año se dio a pesar de que en el primer trimestre incrementó 28% sus ingresos en comparación con el año anterior, que se ubicaron en 119,458 millones de pesos, debido a la venta de energía eléctrica, la venta de combustibles, principalmente gas natural a terceros, transporte y los subsidios que le otorga la Secretaría de Hacienda por el suministro básico de bajo consumo a la población.

Los ingresos por venta de combustibles a terceros se incrementaron en 19% en un año, ubicándose en 11,577 millones de pesos, mientras que los obtenidos por el transporte de la energía aumentaron 47% para llegar a 234.9 millones de pesos en el primer trimestre de este año. Sin embargo, los costos de la estatal aumentaron en casi 10%, ubicándose en 119,458 millones de pesos, generando así la pérdida para la empresa.

El costo sólo de energéticos y otros combustibles, que se refiere principalmente al mayor uso de la tecnología termoeléctrica que implica mayores requerimientos de combustóleo y gas natural, representó 62% de los gastos de la empresa, monto que llegó a 125,363 millones de pesos con un aumento de 9.6% anual. En remuneraciones otorgadas durante el trimestre, la CFE desembolsó 17,001 millones de pesos, con un incremento anual de 5 por ciento.

Pérdidas cambiarias e impagos

La pérdida cambiaria relacionada con la compra de insumos en dólares estadounidenses, principalmente gas natural para generación de energía, en dólares, con las operaciones que se realizan en el país y el valor de los activos de la CFE en pesos mexicanos, ascendió a 10,289 millones de pesos en este primer trimestre, pero gracias a menores precios de los insumos y menor volatilidad fue 53% inferior a la que se registró hace un año.

La empresa también reportó un alza de 191% en el pago de impuestos a la utilidad, que pasó de 1,511 millones a 4,400 millones de pesos.

La estatal eléctrica reportó finalmente un indicador relevante en relación con el impago de energía por parte de los consumidores y los robos que todavía se realizan mediante conexiones ilícitas a la red de distribución: el monto de cuentas por cobrar de la empresa se situó en 1,515 millones de pesos al cierre del trimestre, lo que implicó un aumento de 69% en relación con el año anterior.

[email protected]