Aunque la convocatoria para la licitación de nueve contratos de licencia para extracción de hidrocarburos no convencionales fue emitida hace seis meses, sólo dos empresas han iniciado la precalificación al proceso. Una de ellas es Petróleos Mexicanos (Pemex) y la otra es la firma mediana de origen estadounidense, Southerngeo.

Para esta tercera convocatoria de la Ronda Tres, la Secretaría de Energía calculó una inversión de 2,343 millones de dólares, ya que el volumen de los hidrocarburos prospectivos de los bloques representa tres veces más que los recursos asignados en las licitaciones terrestres hasta hoy; la fecha original de apertura de propuestas de esta licitación se estipuló para el 5 de septiembre, pero tras los resultados de las elecciones que dieron el triunfo a Andrés Manuel López Obrador como próximo presidente de México, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) la postergó hasta el 14 de febrero del 2019, para ejecutarla con el acompañamiento de la nueva administración.

Luego de estas postergaciones y a pesar de la expectativa que se había generado alrededor de las licitaciones de recursos shales en territorio mexicano, únicamente ocho empresas han mostrado interés en la licitación —cuando los procesos en aguas someras despertaron el interés de entre 29 y 40 empresas—; además, sólo cuatro empresas, a las que se suman la mexicana Tonalli y la colombiana Tecpetrol, acreditaron la etapa de acceso al cuarto de datos, cuando en las licitaciones terrestres convencionales anteriores llegaron a esta etapa entre 23 y 84 empresas.

Los nueve bloques de la Ronda 3.3 abarcan una superficie de 2,704 kilómetros cuadrados en el estado de Tamaulipas y cuentan con recursos prospectivos no convencionales por 1,161 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, que representa tres veces más que todos los recursos asignados en 46 áreas terrestres de las rondas petroleras previas. Además, tienen 53,000 millones de barriles de petróleo crudo equivalente en recursos convencionales.

La licitación para este tipo de recursos estaba programada desde la Ronda 1, en el 2015, pero se retrasó hasta que los reguladores involucrados: la CNH, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Agencia de Seguridad Energética y Ambiental (ASEA) concluyeron la regulación económica y de protección al medio ambiente que se requiere y que no sólo aplicará a los operadores de los campos, sino a todos sus proveedores.

Según Carlos de Regules, titular de la ASEA, para llegar a ese momento se modificaron tres leyes y diseñaron seis lineamientos y 11 normas con base en las mejores prácticas que se realizan en Estados Unidos, Canadá y Argentina. Sin embargo, el fallo de adjudicación fue postergado, al igual que otras dos convocatorias restantes, ya que la próxima administración asegura que revisará la legalidad de los contratos ya adjudicados en el país. Tras la Ronda 3.1 se alcanzaron 107 contratos petroleros y en cuatro años de implementación de la apertura legal se concluyeron nueve licitaciones.

Avanzan lento convocatorias restantes

La CNH detalló en la duodécima sesión del órgano de gobierno que en la segunda licitación de la Ronda Tres, donde se busca adjudicar 37 contratos de licencia en campos terrestres y que también fue postergada hasta el 14 de febrero, hay 15 empresas inscritas en la licitación que fue anunciada desde finales de enero. Las firmas interesadas, casi todas mexicanas, son: Avanzia Exploración y Producción, CNE Oil and Gas, Deutsche Erdoel México, Galem Energy, Gat Oil & Gas, Gran Tierra, Jaguar Exploración y Producción, Pacific Rubiales, Petrobal, Petróleos Mexicanos, Petroleum Incremental, Química Apollo, Southerngeo, Tecpetrol y Tonalli Energía.

Para la licitación restante de siete asociaciones con Pemex en clústeres terrestres, que igualmente fue postergada hasta la misma fecha de apertura de las rondas 3.2 y 3.3, han mostrado interés 14 empresas de las cuales únicamente ocho han iniciado la precalificación al concurso, algunas de éstas son: Deutsche Erdoel, ECP Hidrocarburos México y Tecpetrol.

Inversión en investigación energética suma 25,000 mdp

Del 2012 a la fecha, la Secretaría de Energía y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) han destinado más de 25,000 millones de pesos para investigación, desarrollo tecnológico y formación de recursos humanos especializados en el sector energético, principalmente mediante proyectos financiados por los fondos sectoriales de Sustentabilidad Energética y de Hidrocarburos.

El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, aseguró en la inauguración de la Planta Piloto de Producción de Microalgas y Laboratorio de Sustentabilidad Energética en Tabasco que este tipo de proyectos es un ejemplo de los beneficios del fortalecimiento institucional. Asimismo, dijo que la participación coordinada de los gobiernos federal y estatal y los centros de investigación y empresas locales van a generar investigación aplicada y elaborar tecnologías útiles para la sociedad tabasqueña, al tiempo que se abren nuevas oportunidades de negocio.

Por otro lado, el secretario de Energía aseguró que pronto llegarán a Tabasco los primeros beneficios de la implementación de la reforma energética. De los 107 contratos de hidrocarburos adjudicados en las rondas de licitación petrolera, 35 corresponden a áreas ubicadas en esta entidad: 14 en aguas someras, 11 en aguas profundas y 10 en áreas terrestres, incluyendo las asociaciones estratégicas de Pemex en los campos de Cárdenas-Mora y Ogarrio, con ello, 32 nuevas empresas de 17 países podrían llegar a invertir, en caso de éxito geológico, 42,000 millones de dólares a lo largo de la vida de los contratos, y generar más de 420,000 empleos.

Resaltó que el orden de las inversiones comprometidas en el estado corresponde a la cuarta parte de las inversiones totales para el país en exploración y extracción de hidrocarburos, derivadas de la apertura energética en México.

[email protected]