Starbucks reveló el pasado 11 de julio que se está preparando para dar aumentos de sueldo de al menos 5% a la totalidad de sus trabajadores y gerentes de tiendas de Estados Unidos, una medida destinada a apuntalar la capacidad del gigante del café para atraer y retener a los empleados en un mercado laboral que está mejorando constantemente.

Los aumentos previstos fueron anunciados junto con otros esfuerzos para mejorar las relaciones con sus trabajadores, incluyendo un enfoque diferente para la selección de los planes de atención a la salud y un código de vestimenta más relajado.

Es la última jugada de la cadena de restaurantes que ha buscado posicionarse como pionera en cuestiones de trabajo: en el 2014, Starbucks debutó con un programa en el que se cubre la matrícula a tiempo completo y a tiempo parcial de los trabajadores para que obtengan un título universitario en línea en la Universidad estatal de Arizona. Además, se llevaron a cabo foros el año pasado con los trabajadores para discutir diversas cuestiones como el debate nacional sobre el racismo y la policía.

NOTICIA: Starbucks aumenta precios en sus productos

Sin embargo, también está tratando de eliminar por completo el deslustre que se produjo en el 2014, cuando The New York Times publicó el perfil de un trabajador de Starbucks que estaba luchando para hacer frente a sus horarios de trabajo impredecibles. (La compañía revisó sus prácticas de programación casi inmediatamente después de que salió el artículo).

En una carta a los empleados que la compañía publicó en su sitio web, el director ejecutivo Howard Schultz dijo que los últimos aumentos de sueldo estaban destinados a garantizar que Starbucks sigue siendo el empleador con mayor elección . A partir del 3 de octubre, todos los empleados de las tiendas operadas por la empresa verán un aumento en su salario base de por lo menos 5 por ciento. Algunos trabajadores podrían ver un aumento mayor, dependiendo de factores geográficos y de mercado . Starbucks también expuso que estaba retocando su programa de opciones con acciones, duplicando el premio que se da a los trabajadores que se quedan en la empresa durante dos años completos.

Los dos cambios en la compensación significan que los empleados verán aumentos de entre 5 y 15%, manifestó Starbucks.

NOTICIA: Starbucks ofrecerá tarjetas de prepago

En la carta a los empleados, Schultz planteó la cuestión de los horarios, diciendo que nuestros líderes de campo se han comprometido a hacer todo lo posible para ayudarles a satisfacer sus necesidades de horarios específicos . Sin embargo, no puntualizó si se están introduciendo nuevas políticas o iniciativas para lograrlo.

Starbucks explicó además que busca la introducción de un nuevo enfoque de los planes de atención a la salud destinados a permitir que los trabajadores puedan comparar más fácilmente los planes. Schultz también se comprometió a relajar el código de vestimenta de la compañía. El famoso delantal verde no va a ninguna parte, pero el plan es permitir la libre expresión con el atuendo. Los detalles de qué es exactamente lo que se permita serán revelados en una reunión de empleados a finales de este mes.

NOTICIA: Starbucks revitaliza su oferta premium

La decisión de Starbucks se presenta como una compensación con el fin de ganar las guerras de talento. Walmart ha puesto en marcha un plan de aumento de su salario mínimo que afectó a casi 40% de su plantilla en Estados Unidos. En abril del 2015, el gigante minorista subió los salarios base a, al menos, 9 dólares por hora. A principios de este año, esa base llegó a 10 dólares por hora. Como Starbucks, Walmart busca que los horarios de sus trabajadores sean más predecibles. McDonald y Target también elevaron su salario mínimo el año pasado.

Sarah Halzack es reportera de retail nacional para The Washington Post.