A una semana de la llegada de Spotify a la Bolsa de Nueva York su camino no ha sido fácil a pesar de que en su debut logró estar 26% por encima de su precio de referencia (132 dólares), sus cotizaciones posteriores fueron a la baja.

En su primer día, las acciones abrieron en 165.90 dólares y subieron hasta 169 unos minutos más tarde, sólo 5.6 millones de acciones cambiaron de manos al precio de apertura. Posteriormente comenzó su descenso cerrando 10% por debajo de su precio de apertura, en 149.01 dólares.

Los días posteriores, sus acciones continuaron retrocediendo, teniendo algunos picos de recuperación pero sin llegar a los 150 dólares.

Cabe destacar que la emisora optó por una Oferta Pública Inicial (OPI) directa, con lo que lograron ahorrar costos en busca de convencer a inversionistas, como fondos de pensiones y fondos mutuos, de comprar sus títulos.

Actualmente la compañía tiene 159 millones de usuarios en todo el mundo, de los cuales 71 millones pagan por un servicio Premium.

La valuación actual de Spotify se ubica en 26,500 millones de dólares. Otras plataformas que también se espera su salida a Bolsa este año son Airbnb y Uber, las cuales  tiene un valor en el mercado de 31,000 millones de dólares y 69,000 millones de dólares respectivamente.

El estreno de la empresa fundada por Daniel Ek y Martin Lorentzon en los mercados bursátiles llega en un buen momento para estas plataformas digitales.

En el 2017, las reproducciones en servicios de streaming registraron un crecimiento de 50%, frente al 2016, alcanzando más de 376,000 millones de reproducciones, según el reporte de la industria musical del 2017 de la firma BuzzAngle Music.

La compañía sueca, que tiene su sede en Estocolmo, Suecia, tuvo ingresos por 5,000 millones de dólares en el 2017 (39% más que en el 2016) aunque con una pérdida neta de 1,500 millones de dólares.

Las de Facebook Inc y Alibaba Group siguen siendo las mayores salidas a Bolsa en el sector tecnológico en los últimos años.

estrategias@eleconomista.mx