La amenaza de huelga en la planta de Saint Louis de la fabricante estadounidense de aviones Boeing se hizo más intensa, luego de que los trabajadores rechazaran una propuesta de contrato y autorizaran a los líderes sindicales a llamar a una protesta.

El voto del domingo de los trabajadores deja listo el escenario para una huelga que podría comenzar tan pronto como el 21 de junio.

El sindicato que agrupa a los trabajadores, representa a unos 2,500 empleados en esa planta, que produce los modelos de F/A-18E/F Super Hornets, EA-18G Growlers y F-15 Strike Eagles.

"La empresa creyó que (aceptar el contrato) era vender el futuro de los empleados y ustedes dijeron que no", dijo el sindicato en una nota a sus miembros.

"Los futuros miembros del sindicato mirarán con orgullo su coraje de este día", agregó.

El sindicato dijo que pedirá a Boeing que retorne a la mesa de negociación.

La empresa, sin embargo, ha dicho que su propuesta es justa y que la oferta es la última.

Las acciones de Boeing caían 0.6% a las 1915 GMT.

RDS