En México sólo 69% de los jóvenes piensan que se encuentran bien preparados para una carrera del futuro, revelan datos de la encuesta OCDE/Worldskills.

En el marco de la discusión, del capítulo México, sobre Yo Soy el futuro del Trabajo, se informó que en nuestro país, 77% de los jóvenes considera que podría encontrar el empleo que realmente desean.

“Preguntamos a más de 20,000 jóvenes de todo el mundo qué pensaban sobre el futuro del trabajo, y en México revela que más de 60% de los jóvenes piensa que necesitan volver a formarse durante su carrera profesional; pero también más de 80% de mexicanos cree que la tecnología creará nuevas oportunidades, o sea que es un espacio de óptimo en México comparado con otros países”, expuso Anthony Gooch, director de Asuntos Públicos y Comunicaciones de la OCDE.

Los jóvenes de países desarrollados como Alemania, Italia y Reino Unido parecen tener un nivel de confianza por debajo del promedio, mientras que en países emergentes como Turquía, India, Brasil, China y México tienen los niveles más altos de confianza.

Otro de los aspectos que revela la encuesta es que a 73% de los jóvenes mexicanos les habría gustado obtener más información en la escuela sobre el impacto que los cambios tecnológicos tendrán en el mercado laboral a futuro.

Al respecto, Alejandro Salafranca, titular de la Unidad de Trabajo Digno de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, sostuvo que la dependencia tiene la responsabilidad de conducir y coordinar el debate nacional sobre el futuro del trabajo, en torno a cómo México se va a posicionar, dejando atrás políticas instrumentales pasivas.

Salafranca dijo que en México falta una conciencia de que sus habitantes pueden cincelar el cambio, es decir, cuál es la vocación productiva del futuro del país y en el ambiente mundial cuál es el hecho diferencial.

Luego de la realización de las mesas de trabajo, en donde se abordaron temáticas como: digitalización, habilidades y capacitación, protección social y calidad del trabajo, Arleth Leal Metlich, especialista en recursos humanos de Red Ring, expuso que hay un enorme desconocimiento de las nuevas generaciones sobre las prestaciones sociales que se otorga en un empleo formal. “Los jóvenes no tienen idea de que existen y las empresas tampoco lo comunican, es un aspecto que se debe analizar a futuro”.

Asimismo, agregó que una enorme preocupación sobre el futuro del trabajo es la calidad del empleo “hay una enorme preocupación porque los jóvenes demandan que haya horarios flexibles, un equilibrio entre familia y trabajo, empresas más equilibradas y conscientes de que es necesario cambiar esas jornadas laborales extenuantes con bajos salarios”.

Por último, Leal Metlich comentó que la OCDE realizará una evaluación de los resultados y realizará el mismo ejercicio en Estados Unidos, Japón y Corea para presentar un informe final global y por país.

pmartinez@eleconomista.mx