En medio de disputas legales, una multa millonaria, escisiones para crear nuevas empresas y nuevas inversiones, el magnate mexicano Carlos Slim incrementó su fortuna en el primer trimestre del año sólo 31,334 millones de pesos, que se comparan con los 53,961 millones de pesos que reportó los primeros tres meses del 2010. Esto significa que ganó 348 millones de pesos al día durante este periodo.

El Índice Slim arrojó un aumento en el valor de capitalización de las empresas que lidera el hombre más rico del mundo de 1.6%, al pasar de 2.02 a 2.05 billones de pesos. Dicho Índice resulta de agregar el precio de la acción y el número de títulos en circulación de la misma en el mercado de valores.

El volumen de ganancias de este primer trimestre del año no es nada despreciable, pero contrasta con el incremento de 41% durante todo el 2010, cuando obtuvo ganancias por 586,975 millones de pesos.

Las acciones colocadas en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) no son en su totalidad propiedad de Slim, pero éste participa directamente en la estrategia de operación del conglomerado de empresas.

Mientras que en el trimestre Grupo Carso incrementó su valor de capitalización en 59,566 millones de pesos (32.9%) y América Móvil perdió 43,424 millones de pesos (3.1%), ambas empresas mantienen programas de expansión y crecimiento. Tal es el caso de Grupo Carso, que en la primera semana de enero escindió a las empresas mineras y a las inmobiliarias.

Con las primeras se constituyó Minera Frisco (MFRISCO), misma que al cierre de abril efectuó un aumento de capital para adquirir Minera Tahuaya. La otra empresa que nació de Grupo Carso fue Inmuebles Carso (INCARSO), al demostrar una alta madurez operativa y financiera (al igual que MFRISCO) para explotar en forma más eficiente sus nichos de mercado.

América Móvil -la de mayor peso en el cálculo del Índice Slim- se vio afectada por incertidumbre de disputas legales, lo que afectó la cotización de sus títulos en la BMV, pero mantiene su programa de inversiones para ampliar su base de suscriptores y accesos.

En conclusión, la expansión de las empresas de Slim ralentizó la velocidad de crecimiento, aunque se mantiene muy activo en el trazo de estrategias corporativas que brindarán resultados en el corto y largo plazo a los accionistas que siguen las directrices marcadas por él.

Un estratega en combate

La disputa en el terreno de las telecomunicaciones encendió luces de alerta entre los inversionistas que han tenido en las empresas de Slim una garantía de ganancias. En el primer trimestre del 2011, el grupo de empresas del magnate incrementó su valor en 31,334 millones de pesos. América Móvil restó valor al conglomerado, cuyo valor de capitalizaron se redujo 3.1% en los tres primeros meses del año. En contraste, el mayor beneficio provino de Grupo Carso, donde las escisiones aumentaron en 115% su valor de capitalización, aunque lo reducido de su base de inicio no le alcanzó para mejorar los resultados.

[email protected]