La irrupción del magnate mexicano Carlos Slim en el capital de FCC, como nuevo accionista de referencia, ha supuesto un punto de inflexión en los planes del grupo español. El empresario ha decidido poner en cuarentena una de las últimas decisiones estratégicas de FCC: la venta de su participación histórica en Realia, según adelanta el Diario Expansión.

El cambio de rumbo en la inmobiliaria, tras poner en venta su participación de manera conjunta con Bankia a finales de 2013, responde no sólo a los escasos ingresos que el grupo constructor recibiría por su 36.9%, sino también por el interés de Slim, con gran experiencia en el negocio a través de su inmobiliaria Carso, de quedarse con estos activos.

Por ello, el empresario mexicano ha encargado a sus abogados el estudio de fórmulas legales para comprar Realia, aun siendo el máximo accionista de una de las empresas vendedoras.

La operación no está exenta de complejidades. Por un lado, FCC se comprometió con su socio histórico en Realia, Bankia, a vender el 62% que controlan de forma conjunta a través de un proceso liderado por Goldman Sachs.

En noviembre, la Socimi Hispania Real lanzó una opa sobre el 100% de Realia a 0.49 euros por acción. La oferta suponía valorar la inmobiliaria en algo más de 150 millones de euros, 28% por debajo del precio de cotización de entonces.

La opa venía acompañada de un acuerdo con los principales acreedores de Realia, los fondos Fortress, King Street y Goldman Sachs, que acordaron vender a Hispania el 51% de la deuda y recapitalizar de forma conjunta la compañía. Estos fondos tienen un acuerdo para negociar en exclusiva con la Socimi.

La oferta de Hispania sobre el 100% de Realia está condicionada a la aceptación de, al menos, el 52.5% del accionariado, lo que deja a los dos accionistas de control, que hasta ahora han tomado las decisiones de forma consensuada, el poder de que la opa salga adelante o no.

De momento, la oferta de Hispania está siendo estudiada por la CNMV, que se prevé que se pronuncie en uno o dos meses. Entonces, FCC y Carlos Slim deberán tomar una decisión, conociendo todos los detalles de los planes de Hispania.

erp