Buenos Aires.- La petrolera argentina YPF, recientemente estatizada por la presidenta Cristina Fernández, dijo que la familia Slim declaró una participación de 8.4% de acciones clase D de la firma, indicó el jueves un documento del regulador bursátil de Estados Unidos, SEC.

Según el documento, la tenencia de Slim es de 32.908.506 ADS. Las ADS de YPF cerraron el jueves en Wall Street en 10.45 dólares.

L as acciones , que a precio de cierre del jueves equivalen a 343,9 millones de dólares, fueron adquiridas por Slim a un sindicato de bancos.

"Lo que pensamos es en el tiempo analizar las opciones, por el momento vamos a estar así", dijo Arturo Elías Ayub, portavoz de la familia Slim en una conversación telefónica, cuando fue consultado sobre si Slim, el hombre más rico del mundo, aumentaría su participación en la compañía argentina.

El portavoz agregó que ven en YPF una empresa sólida y con potencial de crecimiento.

E l sindicato de bancos había prestado dinero al argentino Grupo Petersen para comprar participaciones en YPF, pero tras la estatización de la petrolera el grupo ar gentino in cumplió su deuda y los títulos, que estaban en garantía, pas aron a pod er de las entidades financieras.

YPF no comentó inmediatamente la información .

E l documento enviado por YPF a la Comisión de Valores de Estados Unidos para informar la participación de Slim indicó que la compra fue a través del grupo financiero Inbursa y el conglomerado industrial y comercial Grupo Carso.

Una fuente cercana a las negociaciones dijo a Reuters que el precio que pagó Slim es mucho menor al que había pagado Petersen e n su momento.

El Grupo Petersen estaba usando los altos dividendos que recibía por sus tenencias en YPF para honrar los préstamos, pero el Gobierno argentino expropió el control de la petrolera y suspendió los pagos a los accionistas para reinvertirlos, l o que los arrastró al incumplimiento.

ESTATIZACION

El Gobierno argentino decidió expropiar en abril a la española R epsol REP.MC l a mayor parte de sus acciones en la mayor petrolera local tras acusarla de no invertir lo suficiente para frenar una caída de la producción de hidrocarburos en el país.

El Grupo Petersen recibió en el 2008 un 1,018 millones de dólares de un sindicato de bancos compuesto por Credit Suisse, Goldman Sachs, BNP Paribas y Banco Itaú Europa, y otro de 1,015 millones de la propia Repsol, para adquirir un 14,9 por ciento de las acciones de YPF.

En el 2011 obtuvo otros 670 millones de dólares de un consorcio formado por Banco Itaú, Standard Bank, Crédit Suisse y Citi, y otro tanto vino de Repsol para adquirir un 10% adicional de YPF.

Esos bancos ejecutaron las acciones del Grupo Petersen esta semana, dijo la fuente, que recordó que y a p oseía n los derechos políticos otorgados por esas tenencias.

klm