El magnate mexicano Carlos Slim destacó durante el Día del Inversor de FCC la solidez y fortaleza financiera del grupo constructor español y subrayó la reducción sustancial de la deuda de la compañía desde que se hiciera con el control en 2014.

El empresario ha resaltado el potencial de crecimiento de FCC, basado en la fortaleza financiera y operativa, así como la reducción sustancial del gasto financiero. "Hemos pasado de un pasivo total de 8,250 millones de euros en septiembre de 2014 a 4,943 millones de euros a junio de este año", apuntó.

De acuerdo con las últimas cifras del grupo, el coste financiero ascendía en el primer semestre de 2018 a los 97 millones de euros en 2018, frente a los 121 millones de euros en el mismo periodo de 2017.

"Se ha vivido una etapa relavivamente larga de reestructuracion y consolidacion. En esta fase se han frenado inversiones de cierta magnitud, aunque no del todo, y tambien se ha puesto fin a la venta de activos por debajo del valor. Estos activos se han revalorizado, como Realia, y están en mejor situación", explicó. En el caso de Realia, Slim recordó que la firma inmobiliaria podrá aprovechar, además, la recuperación del mercado en España.

Slim ha asegurado que Grupo Carso ha adaptado algunos de sus principios a FCC, como son no vender por debajo del coste y mantener estructuras simples. "No hay reto que no se pueda alcanzar teniendo los instrumentos necesarios y teniendo claro los objetivos", aseguró el empresario.

Primera intervención pública

Se trata de la primera intervención pública del magnate mexicano Carlos Slim en un acto de FCC desde que se hizo con el control de la constructora, en 2014. Desde entonces Slim ha acudido a dos ampliaciones de capital y contribuido al saneamiento del balance de la compañía.

En el primer semestre del año la compañía que preside Esther Alcocer Koplowitz registró un beneficio neto de 151 millones de euros, un 168% más, mientras que los ingresos aumentaron un 1.7%, hasta los 2,838 millones de euros en dicho periodo.

erp