La Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA) calificó como preocupante la suspensión de la construcción del aeropuerto en Santa Lucía y el tema de la conectividad aérea en el Valle de México, situación que afectará el desarrollo de la industria no sólo nacional, sino de la región.

“México es el segundo país más importante de la región en temas de pasajeros. Esperamos ver cuál será la solución, pero estamos realmente preocupados, el país necesita de una infraestructura aérea que le haga frente a la saturación que se registra en el aeropuerto capitalino.

“Ahora no tenemos Santa Lucía, no tenemos Texcoco y ni una definición de lo que se hará. El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) está saturado, no hay espacio para más vuelos, no hay cómo crecer”, manifestó el director ejecutivo del organismo regional, Luis Felipe de Oliveira.

En entrevista con Notimex, definió como “dudosa” la conectividad aérea que se registraría en Santa Lucía y cómo atendería las necesidades de la industria, debido a que la Ciudad de México es un punto importante para la conectividad no sólo del país, sino de la región.

“Lo veo con mucha preocupación. No vemos cómo México está buscando el desarrollo de los aeropuertos en la Ciudad de México y eso nos preocupa, porque es un punto importante para la conexión, para la llegada y salida de pasajeros en el país”.

La semana pasada un juez federal concedió la suspensión definitiva de la construcción del aeropuerto de Santa Lucía en favor de residentes del municipio de Zumpango que, a través del colectivo #NoMásDerroches, promovieron una demanda de amparo contra la construcción de dicho aeropuerto.

La suspensión definitiva concedida por el juez decimotercero de Distrito en el Estado de México obliga a las autoridades a abstenerse de la construcción hasta que existan las autorizaciones necesarias que aseguren que dicho proyecto no perjudicará al medio ambiente ni atentará contra la integridad del patrimonio cultural en el predio donde se pretende construir.

La medida cautelar busca proteger el medio ambiente y los bienes que sean considerados patrimonio arqueológico, histórico o paleontológico ubicados en la zona.

El analista de aviación, José Suárez, opinó que la necesidad de ampliar la capacidad de tráfico aéreo es imperativa, sobre todo cuando se tiene a México como uno de los mercados que abonará a triplicar el movimiento de pasajeros a nivel Latinoamérica.

“Detener un proyecto aéreo en la Ciudad de México tendría implicaciones importantes, porque el aeropuerto actual ya está saturado y eso dificulta la capacidad de crecer y conectar al país, de crear nuevas rutas, de traer nuevos aviones y también repercute en crear nuevos empleos”.

En este sentido, mencionó que la terminal aérea capitalina no requiere de más terminales, sino de más pistas, por lo que es importante construir una nueva infraestructura en el Valle de México.

“Necesitamos más pistas, y sería importante traer la ecuación del nuevo aeropuerto, volverlo a traer a la mesa, replantearlo. Se tiene que tomar a la aviación como un aliado importante para el crecimiento del país y de la economía”, sostuvo.

ALTA reportó hace unos días que México es el segundo mercado más importante de la región, cuyo crecimiento sólido fue de casi 400,000 pasajeros adicionales en su mercado doméstico, equivalente a un incremento de 8.3 por ciento.

Además de haber transportado a cerca de 47 millones de pasajeros a nivel internacional, operado por 58 aerolíneas en 400 pares de ciudades. La ruta de mayor crecimiento fue la de Estados Unidos-México, con más de un millón 200,000 viajeros.

Durante el 2018, el tráfico internacional se distribuyó con 53% de Norteamérica, 39% de Latinoamérica, 7.0% de Europa y uno por ciento de Asia-Pacífico.