El dirigente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), Joel Ayala, afirmó que la nueva legislatura no aprobará una reforma laboral a base de parches , ya que así no garantizaría ningún beneficio a la clase trabajadora.

Antes de su registro como senador por la bancada del PRI, afirmó que los cambios que se hagan a la Ley Federal del Trabajo deberán garantizar que la mano de obra sea pagada con un salario que recupere el poder de compra.

En entrevista, comentó que hay una gran oportunidad de responder a las demandas y justas exigencias de los trabajadores al servicio del Estado y de los obreros desde el Poder Legislativo.

Nuestro objetivo será respaldar, con la debida responsabilidad, los grandes compromisos que Enrique Peña Nieto trazó durante su campaña. En lo esencial, darles capacidad de compra a los trabajadores de México a través de un ingreso digno, de un salario fuerte , subrayó.

Adelantó que los legisladores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) van por construir un salario con verdadero poder adquisitivo, el cual tenga el alcance para hacer frente a las múltiples necesidades del trabajador y sus dependientes.

Respecto al problema del encarecimiento del huevo, el líder de la burocracia nacional señaló que sin duda que es un botón de muestra para saber las condiciones paupérrimas en las que se encuentran la clase asalariada en general.

Empero, sostuvo que las bancadas del PRI en el Congreso de la Unión van a ir al fondo de lo que significa una reforma laboral integral y que además está plasmado en la Constitución.

Vamos por un salario mínimo que cubra la alimentación de la familia trabajadora, que permita tener una vivienda digna, vestido, transporte, educación, salud y algo muy importante como los servicios , puntualizó.

JSO