La reunión entre la dirección de Iberia y los sindicatos en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) ha concluido sin ningún acuerdo, si bien los sindicatos han retirado la convocatoria de seis días de huelga.

Los sindicatos UGT, CCOO, USO, Asetma y Sictpla habían convocado paros para los días 14, 17, 18, 19, 20 y 21 de diciembre, en protesta por el plan de reestructuración de la empresa, que prevé 4,500 despidos. Pero han optado por desconvocarla finalmente "pensando en los usuarios", según ha asegurado a Efe el portavoz del sector aéreo de UGT, Francisco Rodríguez.

El comité de huelga tiene previsto reunirse mañana para estudiar la posibilidad de volver a fijar un nuevo calendario de paros después de las fiestas navideñas, a partir de enero, agregó el portavoz.

Fuentes sindicales habían asegurado esta tarde que la reunión ha tenido una duración de seis horas en las que en un primer lugar los mediadores se reunieron con los representantes de la aerolínea y después con los de los sindicatos. Más tarde, presentaron una propuesta de acuerdo que no fue ratificada por las partes.

Iberia señaló esta mañana que acudía a la reunión del SIMA con el objetivo de "intentar la desconvocatoria de una huelga que considera innecesaria y desproporcionada, teniendo en cuenta que ha mostrado su disposición de negociar el plan de transformación".

Ese plan prevé el recorte de 4,500 empleos y una reducción salarial de entre el 25% y el 35 %, además de una disminución de rutas del 15% y de la flota (25 aviones menos), y la segregación de actividades de mantenimiento y servicios en tierra.

El Ministerio de Fomento, que fijará los servicios mínimos, ha asegurado que va a velar en todo momento por preservar el servicio público de movilidad en el sector aéreo y ha pedido a ambas partes "responsabilidad" y "arrimar el hombro" en estos momentos difíciles.

En alianza informativa con

MFH