Ante la posible suspensión del acuerdo bilateral que Estados Unidos sostiene con los tomateros mexicanos y las limitaciones que ello traerá en la colocación del producto dentro de territorio estadounidense, a los productores de Sinaloa les urge buscar nuevos mercados donde comercializar su cosecha, advierte Juan Nicasio Guerra Ochoa, secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca del estado.

Entrevistado por El Economista, detalla que la entidad es la principal exportadora de tomate hacia EU, al concentrar entre 40 y 50% de la mercancía que sale de México hacia aquel país, lo que representa alrededor de 90% de su producción anual.

De acuerdo con el Sistema de Información Agropecuaria y Pesquera (SIAP), la entidad produjo en promedio 682,000 toneladas de tomate entre el 2006 y el 2011, lo que representa 31.5% de la cosecha nacional.

Baja California, Michoacán, Jalisco y San Luis Potosí le siguen con una participación de 9.1, 7.5, 5.7 y 5.4%, respectivamente.

Aunque estamos negociando, la situación es de zozobra e incertidumbre (…) La verdad, nuestros productores también han estado en una situación de confort por la cercanía del mercado de EU. Eso nos ha limitado para movernos hacia los mercados asiáticos. Evidentemente, cada vez más será una necesidad diversificarnos , refiere.

Agrega: Lo conducente hubiera sido renegociar el tratado, pero fue fuera de forma, ya que en diciembre estábamos obligados a revisarlo. Los gobiernos estatal y federal hemos estado cabildeando, pero vemos que nos hemos podido defender .

AFECTAN HELADAS

El SIAP reporta que el 2011 fue para Sinaloa un año devastador en cuanto al tomate, ya que se registró un desplome en la cosecha de 50%, al pasar de 687,056 toneladas en el 2010 a 345,011 el año pasado. Lo anterior debido a las heladas que se registraron en febrero, explica el Secretario.

Para este año -comenta-, se retomó el volumen promedio de producción.

Destaca que la cosecha del 2012 se comercializa, actualmente, en Estados Unidos. La del 2013, que está en proceso de siembra, todavía tiene la venta asegurada, ya que falta todavía un tiempo considerable para saber el fin de esta discusión.

Rosario Beltrán, presidente de la Comisión para la Investigación y Defensa de las Hortalizas de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa, menciona que el actual acuerdo con EU sí impactó de manera positiva a los productores de tomate, ya que en el 2011 se comercializaron a EU alrededor de 1,800 millones de dólares, un aumento de 300% con respecto a 1996, cuando se estableció el convenio.

En relación con la dependencia hacia EU, refiere: No le voy a mentir, sí existe, pero también hay que tomar en cuenta que Canadá, EU y México es el mercado más grande del mundo. En el futuro hay que ver otros lugares donde vender, pero -por obvias razones- EU es nuestro principal comprador y lo seguirá siendo .

Añade que se tienen poco más de 200 días para que las autoridades de EU lleguen a una resolución; sin embargo, tanto los productores locales como el gobierno federal buscan incidir en la toma de decisión.

Reconoce que sí existe un peligro para los 350,000 empleos que genera esta actividad en el país (200,000 en Sinaloa) por el posible desplazamiento que pueda llegar a darse y en consecuencia tensiones sociales que rebasen a los saldos económicos.

El pasado 22 de junio el Florida Tomato Exchange solicitó al Departamento de Comercio de Estados Unidos suspender el acuerdo bilateral que este tiene con los productores de tomate de México, el cual estableció un precio piso al tomate mexicano para evitar competencia desleal al productor estadounidense desde 1996.

NEGOCIACIÓN ANTES QUE LITIGIO: SE

Presentarán propuesta a EU

Productores de tomate mexicanos entregarán una propuesta a sus contrapartes estadounidenses para tratar de renegociar un acuerdo bilateral en el comercio de esa hortaliza.

Los tomateros están entregando esto (una propuesta) a sus contrapartes y, finalmente, están pudiendo entrar en una discusión con una propuesta específica , dijo Bruno Ferrari, secretario de Economía de México.

A finales de septiembre, Estados Unidos anunció que decidió preliminarmente poner fin a un pacto de precios que regulaba el comercio bilateral de tomates.

Ferrari se reunió en Chicago con empresarios del Chicago Council of Global Affairs, con quienes habló sobre la disputa del tomate.

Ya estamos viendo un enfoque muy diferente del Departamento de Comercio, también hemos podido platicar con otras autoridades de Estados Unidos , comentó Ferrari.

Debe de ser en la próximas semanas (un acuerdo) porque México está haciendo una propuesta y tenemos que tener una respuesta sobre ello , añadió.

En días pasados, la Secretaría de Economía comunicó al Departamento de Comercio de Estados Unidos que no se sustenta legalmente la actual petición de suspender un acuerdo bilateral sobre el comercio de tomate y que está dispuesta, en cualquier caso, a negociar el contenido del mismo.

La dependencia argumentó que si el gobierno de EU se basa sólo en la solicitud de los peticionarios, encabezados por agricultores de Florida, para poner fin al pacto violaría el artículo 18.1 del Acuerdo Antidumping de la Organización Mundial de Comercio.

A finales de septiembre, el Departamento de Comercio puso fin preliminarmente al acuerdo, vigente desde hace 16 años, a petición de 80 productores, que dijeron representar la cosecha de más de 3,188 millones de libras, lo que equivale a 90.1% de la producción nacional.

Los agricultores inconformes argumentaron que los cambios en la industria del tomate han sido muy significativos desde 1996, por lo que el actual acuerdo es incapaz de lograr su propósito por el que fue creado.

(Con información de Roberto Morales)

erick.ramirez@eleconomista.mx