El recién creado Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Liconsa (Sinalitl) demandó respetar la libre asociación sindical de los trabajadores de Segalmex-Liconsa, luego del rechazo del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Láctea (Sindilac), vinculado a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), que ha amenazado con paralizar 10 plantas industriales que el organismo tiene distribuidas en todo el país.

“Además de una violación a la Ley y a los derechos de los trabajadores, la obstrucción de las actividades de Liconsa por parte del Sindilac afecta directamente a 6.5 millones de beneficiarios, a los que el organismo distribuye diariamente más de 3 millones de litros de leche”, aseguró la secretaria general del Sinalitl, Magdalena de Jesús Delgadillo.

Apuntó que Liconsa provee a diario leche a alrededor de 3 millones 400,000 niñas y niños; 428,000 mujeres adolescentes; 220,000 personas con discapacidad; 1 millón y medio de adultos mayores; 67,000 mujeres lactantes, y otro tanto de mujeres y hombres en casi 4 millones de hogares del país.

La líder comentó que, como empleador, ha sido respetuoso de la operación y convivencia de los dos sindicatos, tal y como se establece en la actual legislación.

“Hacemos un llamado a los dirigentes de Sindilac para apegarse a la legalidad y a los principios que el Gobierno de México ha delineado como indispensables para la cuarta transformación; asimismo, solicitamos a las autoridades competentes que garanticen que la leche llegue sin obstrucción alguna a los beneficiarios”, comentó.