El anuncio del presidente Felipe Calderón acerca de un posible nuevo paquete de reformas para el sector energético no está en sintonía ni con el Poder Legislativo ni con gente del propio Ejecutivo, según afirmaron miembros de las comisiones de Energía del Senado y la Cámara de Diputados.

He tratado de averiguar en qué consiste el anuncio de manera informal con gente del propio Ejecutivo y no tienen idea sobre qué era lo que se refería el Presidente , comentó Gerardo Flores, diputado federal del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

PIDEN AVANCES

El Diputado del PVEM declaró a El Economista que no existen labores de investigación por parte del legislativo para conocer los avances de la reforma del 2008 y que, antes de hablar de una nueva reforma, se debería saber qué ha pasado con la anterior.

No conocemos los avances, así que no podemos hablar de una nueva reforma, habría que ver la eficacia de la que ya se tiene , expresó,

El legislador ejemplificó esto con los sistemas de contratación para atraer inversión privada y servicios de particulares, de los que no se sabe si han generado cambios o sólo han aumentado la complejidad en las operaciones.

Por otra parte, el presidente de la Comisión de Energía en el Senado, Francisco Labastida, respondió que el Presidente no ha definido qué quiere plantear con respecto a la nueva reforma y que, por lo tanto, cualquier respuesta sobre una propuesta inexistente es pura especulación que le impide opinar hasta que el Presidente defina de qué se trata.

El panista Felipe de Jesús Cantú, presidente de la Comisión de Energía en la Cámara de Diputados, puntualizó que hasta el momento los legisladores no han recibido ninguna propuesta por parte del Ejecutivo; sin embargo, la fecha señalada por Calderón para que esté lista (septiembre) es bastante viable, ya que el 8 de ese mes se entrega el Presupuesto de Egresos de la Federación, con lo que bien podrían iniciarse los trabajos de mejoras al sector. El Diputado auguró que este paquete contendrá una mayor flexibilidad para las finanzas de Pemex, con el fin de mitigar la dependencia que el gobierno tiene hacia la paraestatal.

Además, debe contener propuestas más puntuales respecto de la migración hacia energías renovables.

[email protected]