Las exportaciones de vehículos ligeros de México cayeron 6.9% durante mayo pasado, al enviar 250,542 unidades al mundo, —dato que no incluye las exportaciones de Nissan, cuyo volumen representa 25% del total— respecto a igual periodo del 2017, destacó la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Sin embargo, descontando los datos que Nissan reportó en mayo pero del 2017, la AMIA calcula que el crecimiento en los envíos automotrices en el quinto mes de este año fue de 9.9 por ciento.

Eduardo Solís, presidente de la AMIA, precisó que Nissan dejó de entregar el reporte de sus exportaciones sin dar ningún argumento, por lo que ahora se desglosan las cifras sin esta marca, aunque ya se trabaja con el Banco de México para que todas las marcas automotrices reporten a este órgano autónomo.

Al menos cinco marcas automotrices, entre ellas Nissan, Volkswagen, Audi y Honda, declinaron hacer entrega de las ventas internas y externas de sus vehículos, lo cual altera la estadística de la AMIA. Solís Sánchez dijo que las negociaciones se encaminan a que alguna de las tres entidades diferentes, el Banco de México, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía y la Secretaría de Economía (SE) tomen el control de las estadísticas y las marcas reporten información completa.

Producción crece 3.9%

En conferencia de prensa sobre el reporte automotriz a mayo, el representante de la AMIA destacó que México aumentó su producción de vehículos en 3.9% durante mayo del presente año, con 352,860 unidades, cifra considerada como la más alta del 2018 y para un mes igual de años previos. En medio del proceso de la renegociación del TLCAN y la guerra comercial que inició EU con México, Canadá y la Unión Europea, la fabricación de las armadoras instaladas en el país alcanzó 1 millón 607,057 vehículos en los primeros cinco meses del año, que representa un incipiente crecimiento de 0.6% con respecto al año previo.

De enero a mayo, General Motors lidera la producción en México con 348,228 unidades, y presenta crecimiento de 15% de enero a mayo del 2018; le sigue Nissan con 296,632 vehículos y cuenta con caída de 20%; como tercer productor se ubica FCA con 255,262 autos al incrementar 8.7%; Volkswagen es el cuarto productor pero obtuvo descalabro de 21.4% al ensamblar 155,835 vehículos, al igual que Ford que sigue sin tocar piso, con una baja 17.8 por ciento.

KIA encabeza el crecimiento en producción de casi 50% respecto a enero-mayo del año previo.

lgonzalez@eleconomista.com.mx