La compañía alemana Siemens aseguró que más allá de quién gane la presidencia de México seguirá apostando por el país y su desarrollo, además de continuar con las inversiones.

El director financiero de la empresa para la región de Mesoamérica, Julio Serrano, aseguró que su compromiso es con el país, “independientemente de cualquier entorno político estamos para cooperar y dar el soporte”.

A su vez, el vicepresidente ejecutivo de Power & Gas Division de Siemens para América Latina, José Aparicio, dijo que ven un futuro positivo en México, pues son una firma que aporta tecnología y conocimiento.

“El ejemplo de que estamos realmente enfocados en el desarrollo de México es que estamos firmando esto (el acuerdo con IGSA). Estamos en México por 124 años... la visión de Siemens es apoyar a la industria mexicana y al crecimiento”, afirmó.

El directivo recordó que en febrero del año pasado su CEO Global signó un compromiso de inversión por 200 millones de dólares, pero también para promover la educación dual.

Explicó que con la reforma se abrió la posibilidad de hacer proyectos de cogeneración, por lo que su intención es expandir esa área, sobre todo los más pequeños.

Siemens y IGSA se aliaron para impulsar el mercado de la cogeneración en México y Latinoamérica, la cual puede generar ahorros entre un 20 y 25% en energía eléctrica, así como térmica.

En entrevista con Notimex, José Aparicio comentó que el convenio entre ambas compañías tiene el objetivo de crear, desarrollar y aumentar la posibilidad al acceso de este tipo de soluciones a la industria mexicana.

“Una de las áreas donde hemos visto la parte de crecer es la de autoconsumo y desarrollo de estas plantas de cogeneración de alta eficiencia, la solución de un mercado energético es la combinación de tecnologías”.

A su vez, el presidente del Consejo de Administración de IGSA, Santiago Paredes Tirado, aseguró que es muy importante para ellos esta asociación, porque les da la oportunidad de emplear a ingenieros y técnicos mexicanos en el ensamble de paquetes para cogeneración exportar los productos al mercado latinoamericano.

“Es la primera asociación que tiene Siemens en Latinoamérica. Escogieron México. Nos escogieron a nosotros como el socio para desarrollar este producto. Ya hemos desarrollado productos con Siemens en otras áreas de ciclo combinado, en equipos más grandes, entonces nos conocemos bien”.

De acuerdo con el directivo de la mexicana, la instalación de un equipo de cogeneración, cuando el cliente quiere directamente los equipos, es de entre 20 y 25 por ciento en energía eléctrica y térmica, cuyas inversiones oscilan de 65 a 70 millones de dólares.

Paredes aseveró que la industria alimenticia, papelera y todas las que requieren agua helada, como los plásticos y quieren ahorrar costos son susceptibles a adoptar esta tecnología.

erp