La empresa alemana Siemens informó que planea aumentar de 40 a 65% el contenido nacional de su producción en México en los próximos tres años, lo que implicará compras adicionales a proveedores mexicanos por cerca de 1,000 millones de dólares.

Louise Goeser, directora general de Siemens Mesoamérica, informó que las compras que realiza su empresa desde México ascienden a 450 millones de dólares anuales, tanto de proveeduría nacional como de importaciones.

El mayor conglomerado de ingeniería en Europa firmó ayer un convenio para que ProMéxico ofrezca servicios que permitan facilitar el traslado de operaciones de la firma alemana a México.

Sus operaciones en México

Siemens opera 12 plantas de servicio y manufactura en México, en las que fabrica desde subestaciones de alta tensión y motores eléctricos, hasta lámparas, faros automotrices y turbinas de motor y gas, entre otros productos.

Las ventas de Siemens sumaron 1,396 millones de dólares en el mercado mexicano en el 2009, mientras que el valor de las exportaciones desde sus plantas establecidas en México ascendió a 350 millones de dólares.

Con una estrategia sistemática, la compañía organizó un encuentro con 100 empresas mexicanas en el Distrito Federal, en marzo del 2009, para aumentar su proveeduría y 28 de ellas fueron contratadas. Y en el 2010, efectuó dos reuniones más con ese fin, una en Torreón y otra en Querétaro.

Goeser dijo que Siemens analiza incrementar sus operaciones en México, entre las que se pondera el establecimiento de un centro de investigación y desarrollo para la industria de transmisión y distribución de energía.

Tenemos que promover un mayor aprovechamiento de nuestras complementariedades y queremos hacerlo sobre la base de la innovación , dijo Gerardo Ruiz, secretario de Economía, en la inauguración de la Expo Hecho en Alemania, en la ciudad de México.

En sus operaciones globales, Siemens realiza compras por unos 50,000 millones de dólares, alrededor de 50% del volumen total de su negocio.

Bruno Ferrari, director de ProMéxico, expuso que 100 empresas establecidas en México importan insumos por más de 80,000 millones de dólares, lo que conlleva una oportunidad para aumentar la proveeduría mexicana.

En enero, Siemens anunció que eliminaría casi 2,000 puestos en su negocio industrial en Alemania durante los próximos dos años para enfrentar una menor demanda.

[email protected]