Televisa prevé que la Comisión Federal de Competencia (CFC) ratifique su rechazo a la alianza con Iusacell, y con ello pierda 1,600 millones de dólares que invirtió para comprar 50% de esa empresa.

Si la conversión de estas obligaciones en acciones comunes de GSF (Telecom Holdings, la controladora de Iusacell) no es aprobada por la Comisión Federal de Competencia, y otras potenciales vías que provea la ley no resultan efectivas para dicha conversión, quizá requiramos anotar en libros la pérdida del valor de nuestra inversión en estas obligaciones", indicó en el informe anual 2011 entregado a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés).

Televisa recordó que el objetivo de su inversión era poseer 50% de las acciones de Iusacell, transacción a la que se opuso el órgano antimonopolios en México en febrero pasado.

El 15 de marzo de este año, Televisa presentó un recurso de reconsideración ante la CFC, en el que solicitó que se revoque su resolución. El recurso se encuentra actualmente bajo revisión por la autoridad, la cual tiene un plazo de 60 días hábiles para emitir una nueva resolución.

Agregó que, en caso de que la CFC falle de nueva cuenta en su contra, podrán recurrir a otras instancias legales, sin embargo considera que no existe garantía de que gane dichos litigios.

apr