La empresa de hidrocarburos Shell buscará hacer de la generación y venta de energía eléctrica el cuarto pilar de sus negocios, el cual se sumará a sus tres productos principales, como son el gas, el petróleo y la petroquímica.

El encargado de Política de Gas y Asuntos Regulatorios de Shell, Andrew Hepburn, consideró que ante la transición energética que vive el mundo, 60% de la demanda de energía puede realizarse a través de la electrificación, que es la forma más fácil de descarbonizar a la economía mundial.

“Se puede hacer relativamente fácil y se puede en comparación con los otros sectores”, argumentó durante su participación en el evento “Latin American & Caribbean Gas. Conference & Exhibition”, organizado por Energy Net.

Señaló que si bien dentro de sus tres principales productos ha apostado más por el gas, a través de importantes adquisiciones, también continuará con el petróleo y la petroquímica, y ahora sumará un cuarto pilar: la generación y venta de energía eléctrica.

“Hemos tomado esa decisión de tener ese cuarto pilar, de empezar a hacer inversiones en esa área de energía”, dijo al mencionar que Shell ya hace inversiones en generación de energía eléctrica, con el propósito de que crezca de un pequeño negocio, hasta convertirse en el cuarto pilar de la empresa.

Hepburn informó que Shell realiza adquisiciones a nivel mundial de empresas que venden energía, de aquí al 2020 hará inversiones de dos billones de dólares por año en nuevas energías, con el fin de que la empresa crezca en energías limpias.

Así, agregó Hepburn, Shell cambió pero también hay mucho por hacer y desarrollar nuevos modelos de negocios, pues el mundo necesitará más energía, para atender el crecimiento poblacional mundial futuro y a las personas que no tienen acceso a esta; “el mundo necesita más energía y más limpia con los acuerdos de París”, dijo.

abr