Monterrey, NL. Pese al enorme déficit comercial que nuestro país conserva con China, para México sería un balazo en el pie frenar las importaciones de ese país, pues actualmente buena parte de éstas son bienes intermedios y de capital esenciales para ampliar la planta productiva mexicana, indicó Sergio Ley, exembajador de México en China.

Si nosotros tratamos de poner un freno a estas importaciones de China, pues nos vamos a parar un balazo en el pie, porque vamos a impedir que los productos que se manufacturan en México sigan manufacturándose , afirmó Ley, teniendo como escenario el Foro Internacional de Negocios de la EGADE Business School organizado por el Tecnológico de Monterrey.

El otrora representante de la diplomacia mexicana en el país oriental dijo que nuestro país debe nivelar la balanza comercial entre ambas naciones e incrementar sus exportaciones y atraer más capital chino.

Ley reveló que el año pasado el valor del comercio entre México y China ascendió a 52,000 millones de dólares (45,000 millones fueron exportaciones chinas y 7,000 millones mexicanas), cifra que no coincide con los montos dados a conocer por ambos gobiernos, pues éstos no incluyen el comercio triangulado entre ambas economías.

Las cifras oficiales de China y México no incluyen el comercio triangulado, es decir, aquel que se realiza a través de terceros países, porque se da a menudo que un país exporta a otro, digamos EU, y este último revende las mercancías , comentó.