El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, Ricardo Monreal, rechazó la intención de imponer a cinco supervisores laborales en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El pasado jueves, el Senado aprobó el protocolo modificatorio firmado por las tres naciones; sin embargo, el senador manifestó que la Cámara Alta rechaza cualquier mecanismo adicional al que contempla el protocolo aprobado.

“El Senado mexicano rechaza tajantemente toda posibilidad de establecer un mecanismo adicional al convenido, y considera que va en contra de la buena voluntad y del espíritu con el que se suscribió el protocolo modificatorio del T-MEC el pasado 12 de diciembre en Palacio Nacional”.

Asimismo, el coordinador parlamentario de Morena detalló que, como parte del proceso interno de ratificación en Estados Unidos, el presidente Donald Trump envió al Congreso de su país la iniciativa de ley de implementación del T-MEC, mecanismo interno que utiliza esa nación para que todos sus acuerdos comerciales se conviertan en ley.

Dentro de la iniciativa se establece la posibilidad para que la Unión Americana envíe hasta cinco agregados laborales estadounidenses a nuestro país, con la responsabilidad de monitorear la implementación de la reforma laboral en México, pero “no forma parte del texto suscrito por las tres naciones”, aseguró.

“Que la ley de implementación incluya como parte de su articulado la designación de cinco agregados laborales para monitorear la puesta en marcha de la reforma laboral en México es totalmente inaceptable, ya que implica un mecanismo adicional al estipulado en el T-MEC”.

Si bien el coordinador de la mayoría en el Senado consideró positivo que las y los senadores ratificaran el protocolo de enmiendas del tratado comercial y aceptó los paneles para la resolución de controversias, sentenció que México no aceptará agregados en la materia como lo planea el país vecino.

En ese sentido, indicó que en caso de que la iniciativa avance en el Congreso estadounidense, México contará con los mecanismos suficientes a través de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas para contrarrestar esa medida.

Senado debe suspender protocolo, afirman

Inspecciones violarían soberanía: Concanaco

La pretensión de Estados Unidos para enviar inspectores a revisar la vida de los trabajadores en las fábricas de los sectores como el automotriz, acero, minería, electrónica y call center es inviable y violatoria a la soberanía nacional, aseveró el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), José Manuel López Campos. Al no formar parte de la ley laboral en México, los agregados laborales estadounidenses serían parte de una intromisión a la soberanía mexicana.

“Fue una de las líneas rojas que se pactaron que no se pasarían”, dijo el dirigente a El Economista.

Para el dirigente de la Concanaco Servytur “es inaceptable que de manera unilateral se establezca una modificación, cuando México ya fue claro en esa postura en los términos de soberanía nacional; además, ambos países ya habían buscado una salida aceptable y ahora se debe respetar”.

Por ello, dijo, el Senado mexicano debe suspender el protocolo modificatorio del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y defender la soberanía, ante el revés estadounidense de elevar a ley la inspección laboral.