El Senado no aceptará chantajes de ningún grupo porque ya fueron escuchadas las voces empresariales, sindicales, sociales y académicos, afirmaron las bancadas del PRI, PAN y PRD en el Senado luego del llamado del sector empresarial para que ese órgano legislativo apruebe sin cambios la minuta de reforma laboral.

El presidente de la Comisión del Trabajo, Ernesto Gándara (PRI), dijo que los empresarios agrupados en el Consejo Coordinador Empresarial y la Concamin están en su derecho de hacer valer sus planteamientos para que el Senado apruebe el dictamen laboral como lo aprobaron los diputados.

Luego de que organismos empresariales como el CCE y la Concamin publicaran un desplegado donde afirman que en las manos de los senadores está pasar de la inmovilidad a la generación de empleos que prometieron en sus campañas electorales, el senador Javier Lozano, secretario de la Comisión del Trabajo del Senado, calificó como un acto de presión ese desplegado y consideró incorrecto que los empresarios no quieran, dijo, la democracia sindical.

Lozano incluso reveló que un grupo de empresarios del CCE ha solicitado que el Senado cometa un acto ilegal y que modifique -mediante una fe de erratas y no reservas legales- la reforma laboral para dar flexibilizar más la contratación.

El coordinador del PRI, Emilio Gamboa, afirmó: Sin lugar a duda, no vamos a dejarnos chantajear por nadie, está blindado (el proceso de dictaminación). Lo que más le convenga a los 128 compañeros y, sobre todo, al país .

[email protected]