La venta de vehículos ligeros nuevos en México continuó con un descenso marcado durante marzo pasado, que se vio impactado por un menor número de días de ventas debido a la Semana Santa. Los distribuidores comercializaron 118,600 autos, una caída de 13.4% respecto al tercer mes del 2017, reportaron la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Para un marzo, es su primera caída desde el 2013 (cuando la comercialización descendió 1%), aunque ya suman 10 meses consecutivos de disminución de ventas, como parte del impacto de factores macroeconómicos como la inflación elevada y tasas de interés altas, aunado a que se presentó el cambio estacional de Semana Santa (con días de asueto).

La industria automotriz dejó de comercializar 18,412 autos durante marzo respecto a igual mes del 2017, considerada como una de las más bajas de los últimos meses.

Tan sólo los líderes de ventas: Nissan, Volkswagen y General Motors registraron la mayor caída en ventas durante marzo, con disminuciones de 23.6%, 25% y 18.3%, respectivamente, que representaron 17,522 vehículos menos.

Toyota, quien ocupa el cuarto sitio, disminuyó 12.9% la colocación de autos en el mercado mexicano, con la venta de 8,316 unidades que contrasta con las 9,549 de marzo del 2017; FCA cayó 13.7%, al reportar 7,280; Ford sigue con su racha negativa al dejar de vender 15%, con 5,856 unidades. En contraste, las marcas asiáticas siguen ganando terreno en el mercado mexicano: KIA repuntó 12.5%, al colocar 7,663 unidades en marzo, contra los 6,811 autos del año previo; Hyundai aumentó 13.4%, con 4,003 autos.

Al primer trimestre del año, se registró la venta de 337,229 vehículos ligeros, lo que representó una caída de 10.8% con respecto al acumulado del mismo periodo del año previo, cuando se comercializaron 378,248 autos. “Con este resultado mantenemos expectativas en escenario bajo, ubicado en 1 millón 453,000 unidades, y el escenario base, de 1 millón 529,000 unidades”, comentó Guillermo Rosales, director de la AMDA.

Puntualizó que esperarán el resultado de abril para poder evaluar la tendencia hacia el resto del año.

El pastel de participación de las ventas por marca se ha achicado, donde Nissan ganó 3.4% de mercado; General Motors 4.5%, Volkswagen 0.8%; aunque Toyota captó 0.6% más de participación, KIA ganó 1.9% ; Honda 1.5%; FCA 0.3%; Mazda y Hyundai aumentaron 0.9%, incluso Ford obtuvo más mercado, en 0.4% durante el primer trimestre del año.

La industria continuará con caídas, que se reflejan en el menor financiamiento derivado de que muchas personas no tienen confianza de contraer una deuda a largo plazo, advirtieron.

lgonzalez@eleconomista.com.mx