La Secretaría de Turismo ya tiene listo su programa sectorial 2020-2024 y uno de los principales ejes rectores señala que el Poder Ejecutivo, a través de la dependencia, retomará la rectoría de la política turística, “sobreponiendo el interés de las mayorías a los intereses individuales o de grupo y contribuirá al desarrollo, la justicia y el bienestar generar”, con especial énfasis en la protección de todos los recursos.

El propósito de la dependencia encabezada por Miguel Torruco es posicionar a México como una potencia turística competitiva y de vanguardia, como un pilar de desarrollo, equitativo y equilibrado entre comunidades y regiones del país.

El documento, que ya cuenta en el aval regulatorio para ser publicado en el Diario Oficial de la Federación e iniciar su implementación, fue difundido en medio de la pandemia del Covid-19 que ha llevado al sector a vivir peor momento histórico.

Entre las acciones que se pretenden realizar para modernizar el marco normativo (con una perspectiva de inclusión y no discriminación) y fortalecer la conducción de la nueva política turística está la implementación de mecanismos de verificación y vigilancia.

Así, la secretaría va a “aplicar sanciones derivadas del incumplimiento a la normatividad turística, a través de la sustanciación del proceso administrativo de infracción en los plazos legales”, además de generar esquemas interinstitucionales para la atención y protección a los turistas en su calidad de consumo.

Colaboración y nuevos programas

A pesar de que la dependencia decidió eliminar el gabinete turístico desarrollado en el sexenio anterior, con el que se buscó fomentar la transversalidad del sector, el nuevo programa sectorial refiere que es “fundamental” la coordinación con las demás dependencias de la administración pública, los gobiernos locales y los sectores privado y social.

También se promoverá el impulso a la infraestructura (como el Tren Maya y la ampliación del aeropuerto de Tamuín, en San Luis Potosí) que eleve la potencialidad regional, incremente la integración de las cadenas de valor del sector, promueva una mejor capacitación de los prestadores de servicios turísticos y ponga en marcha nuevas formas de comercialización de la oferta turística.

En el texto aparecen los nuevos programas y estrategias que había adelantado el secretario de Turismo, como Sonrisas por México, Disfruta México, Operación toca puertas, Reencuentro con mis raíces, México renace sostenible.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx