El gobierno federal considera que los históricos resultados del sector turístico no han tenido la adecuada repercusión mediática, por lo que ha decidido buscar a una empresa que lo asesore en el fortalecimiento de estrategias para la difusión de las políticas públicas y resultados obtenidos.

A través de la difusión de mensajes en diversos medios de comunicación sobre los logros del turismo y los beneficios que éstos generan para el desarrollo del país, se busca posicionar, entre otras cosas, el sexto lugar que México podría haber alcanzado durante el 2017 entre los principales países receptores de turistas internacionales y el impacto de los 21,332 millones de dólares captados por divisas turísticas.

También se pretende dar una respuesta oportuna a temas de coyuntura, como desastres naturales o de inseguridad que impacten en algún destino turístico.

Durante el último año, el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, ha insistido en la necesidad de multiplicar los beneficios del sector y, sobre todo, hacer de la actividad uno de los motores de la economía nacional.

Recientemente, en una conferencia magistral, el funcionario dijo: “Queremos que los destinos turísticos sean un ejemplo de lo que puede ser el país, que no solamente le vaya bien a las zonas hoteleras sino también a toda la población, que tenga acceso a vivienda digna, a buenas escuelas, a una mejor infraestructura; que disfrute de parques públicos y de seguridad”.

De acuerdo con el proceso de selección del asesor externo, que está ahora en marcha, el director de Comunicación Social de la Secretaría de Turismo será el encargado de coordinar los servicios.

Entre las tareas del licitante ganador está: elaborar una ficha de temas prioritarios en la agenda nacional con el objetivo de “informar oportunamente” sobre noticias (nacionales e internacionales), relacionadas con la actividad turística.

EL GABINETE TURÍSTICO

Además de la contratación, el gobierno federal ha impulsado, con fuerza, la difusión de los resultados en turismo de su gestión, como ejemplo está el caso del gabinete turístico que fue creado en el 2013.

Una muestra de lo anterior fue la inauguración de los kioskos digitales que se colocaron en los aeropuertos de la Ciudad de México, Los Cabos y Cancún, para facilitar los procesos migratorios.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx