Las actividades relacionadas con la prestación de servicios presentaron una pérdida de dinamismo importante durante el 2019. 

Los ingresos generados por el sector servicios crecieron en promedio anual 0.24%, una tasa que refleja una expansión significativamente menor que la registrada el año previo (1.82 por ciento). 

De acuerdo con datos de la Encuesta Mensual de Servicios del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) durante el 2019 se presentaron caídas en los ingresos medios del sector en cinco meses consecutivos, de abril a agosto, situación que ejerció presiones negativas sobre el resultado anual. 

El comportamiento del sector servicios en México tiene un impacto importante en la economía nacional, no sólo por su alta participación en el PIB, también porque en él se emplea la mayoría de la población mexicana: 4 de cada 10 personas se ocupan en actividades relacionadas con la prestación de servicios. 

Durante el 2019 también se presentó un bajo dinamismo dentro del mercado laboral del sector servicios. En promedio anual el personal ocupado total en este rubro aumentó apenas 0.08 por ciento. 

Pese que el total de personas ocupadas en el sector no se incrementó de manera pronunciada, al interior del rubro laboral sí se presentó un avance en la media de remuneraciones percibidas por los trabajadores del sector. En promedio durante 2019 los sueldos, salarios y prestaciones crecieron 3.32 por ciento. 

Los subsectores que presentaron una pérdida de dinamismo en sus ingresos generados durante 2019 fueron: los servicios de información en medios masivos, los servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes inmuebles, los servicios educativos, los servicios de esparcimiento, cultura y recreación y los servicios profesionales científicos y técnicos. 

En contraparte los servicios de salud y asistencia social, los servicios de apoyo a negocios y manejo de residuos y los servicios y los servicios turísticos presentaron un comportamiento mejor a la media del sector.

Durante el 2019 el sector servicios también experimentó una caída pronunciada del gasto ejercicio para el consumo de bienes y servicios, en promedio anual el gasto se redujo 2.93 por ciento.