El gobierno de Andrés Manuel López Obrador tiene retenidos 400,000 millones de pesos por concepto de devolución de impuestos al sector empresarial, lo que ha provocado que no haya inversión ni crecimiento económico, acusó la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

El presidente de la Comisión Nacional Fiscal de la Coparmex, Reginaldo Esquer Félix, expresó que se acumula una tardanza de ocho meses en la devolución de los saldos a favor del IVA e ISR, con lo cual el fisco ha dejado de regresar a los contribuyentes un promedio de 50,000 millones de pesos por mes, esto es, casi 400,000 millones de pesos.

“Si la autoridad no resuelve estás devoluciones en menos de 60 días no va a tener la empresa la confianza para invertir y el crecimiento que tenemos es parte de ese reflejo. Parece que están jineteando el dinero. En promedio son 50,000 millones de pesos mensuales, eso quiere decir que vamos en el octavo mes eso quiere decir que ya van 400,000 millones de pesos en promedio", aseguró Reginaldo Esquer.

En conferencia de prensa, el fiscal del sector empresarial reclamó que hay lentitud de los procedimientos que ahoga a las empresas “con gritos desesperados. Es necesaria la atención inmediata de las autoridades fiscales para atender este problema”, acotó.

En compañía de la AMDA, AMIA y ANADE, el representante de la Coparmex recordó que en el marco del combate de empresas fantasmas, las autoridades hacendarias determinaron eliminar la compensación universal que permitía recuperar saldos a favor y fisco regresaba el monto, o bien se compensaba por el pago a otros impuestos.

Por ello, solicitó que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) se comprometa públicamente a que al menos el 80% del total de solicitudes de devolución se efectúen en un plazo no mayor a dos meses.

Además que opcionalmente se pueda presentar una certificación de operaciones por contador público certificado, que le permita a la autoridad tener una certeza mayor de la procedencia de los saldos a favor, comprometiéndose a devolver estos en un periodo no mayor a 30 días.