Durante el 2013 el sector inmobiliario reportó un crecimiento de 3.2%, impulsado por el incremento en el costo de los inmuebles y no en el número de operaciones de compra-venta, informó Martha Ramírez Gallegos.

La recién nombrada presidenta de la Asociación Mexicana de Profesionales inmobiliarios (AMPI) destacó que el desarrollo moderado que se reportó el año pasado obedece a la incertidumbre que provocó la reforma hacendaria, además de la problemática que atraviesan las tres grandes desarrolladoras de vivienda, que dejaron de aportar viviendas nuevas.

"Mucha ciudadanía se contrajo en la adquisición de inmuebles por no saber cómo quedaría la parte de los impuestos que se contemplaba en la reforma hacendaria, pese a esto, consideramos que el crecimiento reportado fue bueno, hemos enfrentado años de recesión, de devaluación, que realmente nos han afectado", sostuvo.

Durante su primera conferencia de prensa como representante nacional de la AMPI resaltó que durante 2013 la plusvalía del país creció 1.2%, lo que promovió el desarrollo del sector.

Bajó el número de operaciones, pero no los montos de esto, la plusvalía de la tierra y las propiedades se reflejó en toda la República’’, expresó Martha Ramírez.

Añadió que para este año se espera que el sector manifieste un crecimiento superior a 6%, el cual será impulsado principalmente por la venta de viviendas usadas, debido a que se espera una contracción en la edificación de nuevas casas, esto como efecto de la situación financiera de GEO, Urbi y Homex.

Además dijo que este año hay más certidumbre en cuanto a nuevas regulaciones e impuestos, ahora que ya sabemos que no hay IVA a las casas ni en rentas, y ya sabemos en qué consisten las reformas, consideramos que habrá una mejor proyección en nuestro sector’’, anticipó la presidenta de la AMPI.

El desempeño positivo pronosticado también estará promovido por las percepción global que se tiene para México, país que actualmente se encuentra entre las tres naciones más atractivas para invertir, las otras dos son China y Brasil, puntualizó Martha Ramírez.