El sector energético nacional en su totalidad ocupa el lugar 39 a nivel mundial, según el índice de desempeño de la arquitectura energética mundial 2013, siendo reprobado en lo que a sustentabilidad ambiental se refiere, cayendo hasta el puesto 72 de 155 países analizados. A nivel América Latina, países como Colombia, Uruguay, Perú, Costa Rica, Brasil, Chile, Paraguay y Argentina obtuvieron mejores evaluaciones.

El ranking, publicado por el Foro Económico Mundial y la consultora Accenture, evaluó con 0.59 puntos -en un parámetro del 0 al 1- al país, luego de promediar tres rubros: crecimiento económico y desarrollo a través de la energía, sustentabilidad ambiental y seguridad energética.

En crecimiento económico y desarrollo del sector energético, rubro en el que se evaluaron las inversiones realizadas en el sector tanto en investigación como en operación de proyectos a partir de insumos energéticos, México obtuvo 0.61 puntos, ocupando el lugar 20, impulsado, a decir del ranking, por la puesta en marcha de diversas centrales de producción, como se ha observado en los indicadores de la Secretaría de Energía, principalmente en generación de energía eólica.

Sin embargo, el país fue reprobado en el rubro de sustentabilidad ambiental, con una calificación de 0.50 que lo colocó hasta el lugar 72 de la tabla, ya que como define el índice en el apartado de eficiencia ambiental, la falta de ejecución de políticas específicas en el tema junto con una deficiente operación de las mismas llevaron a tener las peores calificaciones a casi todos los evaluados.

En términos de seguridad energética, México obtuvo una puntuación de 0.67 puntos que lo colocaron en el lugar 59 de la tabla. En este apartado se calificó el acceso de la población a los combustibles energéticos primarios y electricidad de las naciones evaluadas, y cabe recordar que México tiene 98% de electrificación en todo su territorio.

EL RESTO DEL MUNDO

Los países que lideran el ranking son: Noruega, Suecia, Francia, Suiza, Nueva Zelanda, Colombia, Letonia, Dinamarca, España y el Reino Unido.

El índice de desempeño de la arquitectura energética mundial 2013 destaca que los países de altos ingresos lideran la transición a una nueva arquitectura energética, mientras muchos países en desarrollo continúan luchando para satisfacer las necesidades energéticas básicas de los ciudadanos como el hecho de que 12% de los países analizados suministran electricidad a menos de 50% de su población total.

[email protected]