Para el 2015 y el resto de la próxima década, la industria automotriz situada en mercados emergentes continuará su expansión a ritmos acelerados, como el caso de México, que se posiciona como uno de los mayores productores del mundo. No obstante, en la concentración de dicho esfuerzo ha dejado de lado la innovación, consideraron ejecutivos del ramo.

Según la XVI Encuesta Global de Ejecutivos Automotrices 2015, realizada por KPMG International, los fabricantes de equipos originales (OEM, por su sigla en inglés) seguirán dominando el escenario del sector automotriz en la siguiente década, a pesar de la emergente cultura de movilidad y de que las compañías se basan en nuevas tecnologías para competir.

En la encuesta aplicada a 200 directivos del sector en el mundo, se reportó que 34% considera muy probable que los OEM establecidos en el mercado principal dominen hasta el 2025, mientras que 48% cree que este escenario es poco probable.

Sólo un poco menos, 32%, indica que es muy probable que los OEM del mercado de gran consumo prevalezcan, mientras que 52% está convencido de que es probable que permanezca a la cabeza.

De esta forma, indica que 54% de las marcas considera probable que sean parte del nuevo ecosistema automotriz.

Albrecht Ysenburg, socio líder de la Industria Automotriz de KPMG en México, sugirió ligarse más a temas de tecnología.

lgonzalez@eleconomista.com.mx