México registró exportaciones de productos por un valor de 41,825 millones de dólares en mayo, un alza interanual de 6.7%, impulsada por el sector automotriz, informó el Inegi.

En particular, las ventas externas automotrices escalaron a una tasa anual de 16%, su mejor desempeño en los últimos siete meses.

A mayor detalle, las exportaciones automotrices dirigidas a Estados Unidos en mayo subieron 19.8%, el dinamismo más alto desde agosto 2014; en tanto que las enviadas al resto del mundo cayeron 0.3 por ciento.

En forma desglosada, las exportaciones mexicanas de mercancías tuvieron un alza anual como resultado de la combinación de un retroceso de 6.9% en las exportaciones petroleras (2,632 millones de dólares) y de un incremento de 7.7% en las no petroleras (39,194 millones de dólares).

Al interior de las exportaciones no petroleras, las agropecuarias aumentaron 2.7%, las extractivas avanzaron 7.5% y las manufactureras subieron 8 por ciento.

Las importaciones fueron por 40,795 millones de dólares, un avance de 0.1%, con lo que México cerró el mes con un superávit comercial de 1,031 millones de dólares.

De acuerdo con Sergio Kurczyn, analista de Citibanamex, al igual que en los años previos, el avance del PIB de México contiene mucha heterogeneidad en términos de demanda y producción.

Mientras que en el primer trimestre, dijo en un análisis difundido este jueves, las exportaciones continuaron siendo el elemento más dinámico de la demanda agregada (aunque con una importante desaceleración en términos reales), la inversión se mantuvo en el terreno recesivo, y el consumo se desaceleró de forma significativa: sus variaciones anuales mostraron valores de 1%, -3.2% y 0.1% respectivamente.

Exportaciones desagregadas

Los ascensos más importantes en las exportaciones manufactureras en mayo se observaron en las ventas de productos automotrices (16%), de maquinaria y equipo especial para industrias diversas (11.9%), de alimentos, bebidas y tabaco (10.7%) y de equipo profesional y científico (5.7 por ciento).

En tanto, el valor de las exportaciones agropecuarias y pesqueras en el quinto mes del año en curso sumó 1,632 millones de dólares.

Los aumentos más importantes se reportaron en las exportaciones de fresas frescas (118.1%), de pimiento (20.1%), de legumbres y hortalizas frescas (19.1%), de melón, sandía y papaya (15.3%) y de aguacate (11.5 por ciento). En contraste, las reducciones anuales más relevantes se presentaron en las exportaciones de uvas y pasas (-49.4%) y de cítricos (-20 por ciento). En cuanto a las exportaciones extractivas, éstas se ubicaron en 587 millones de dólares.

En el periodo enero-mayo de este año, el valor de las ventas foráneas totales fue de 189,324 millones de dólares, lo que significó una variación anual de 4.2 por ciento.

Kurczyn expuso que el escenario base de Citibanamex asume que el primer riesgo, relativo a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, permanece en sus niveles actuales: 25% de aranceles sobre la mitad de las importaciones estadounidenses provenientes de China y aranceles en su nivel actual sobre la totalidad de las exportaciones de Estados Unidos a China.

“Las negociaciones bilaterales que se llevarán a cabo aprovechando la reunión próxima del G20 podrían constituir una tregua en el escalamiento, pero es poco probable que propicien un regreso a la normalidad”, dijo.

A su vez, el crecimiento de Estados Unidos ha sido una excepción dentro de los países desarrollados: en el 2018 alcanzó su pico de avance y creció 2.9%, similar al del 2015, los dos mayores desde el 2005.

El impulso derivado de la baja de impuestos, y del consecuente aumento del déficit fiscal, lo llevó a crecer muy por arriba de lo que se considera su dinamismo normal de largo plazo, marginalmente por debajo de 2%, dijo Kurczyn.

[email protected]